tipos celulitis eliminar
Celulitis

Tipos de celulitis y cómo eliminarlas de la mejor forma

Eliminar la celulitis no es fácil, pero con un buen tratamiento todo es posible. En este post, te hablamos de los distintos tipos de celulitis y cómo eliminarlas de forma eficaz según sus características.

La celulitis es una de las principales preocupaciones estéticas de las mujeres, junto con las estrías o las arrugas. Y es que, aunque se suele asociar con el sobrepeso, también puede afectar a las más delgadas.

De hecho, son muchos los factores que causan su aparición y el problema es más complejo de lo que puede parecer.

Además, cuando hablamos de celulitis, también es importante distinguir entre los distintos tipos porque, al igual que ocurre con las estrías, según sus características y las causas que la desencadenan, será más o menos fácil de eliminar.

¿Quieres saber más? Pues, no te pierdas este completo post en el que te explicamos qué es, qué tipos de celulitis existen y cómo eliminarlas para decir adiós a esa ‘piel de naranja’ que tanto te incomoda.

Celulitis: Qué es y principales causas

Es una inflamación del tejido subcutáneo, provocado por una acumulación de grasa en algunas zonas como los muslos, el vientre o las nalgas. Cuando estas protuberancias alcanzan las capas superiores de la epidermis, aparece lo que se denomina ‘piel de naranja’.

Los síntomas más frecuentes son la sensación de pesadez en las piernas, hematomas, varices, pequeños vasos capilares, aparición de ‘piel de naranja’ y edema en la zona de los tobido por la retención de líquidos.

Este problema afecta principalmente a las mujeres (entre un 85% y 98%) y suele producirse por las siguientes causas:

  • Cambios hormonales: Durante la pubertad, el embarazo o la menopausia se producen grandes cambios hormonales que afectan al organismo y también a la piel provocando la acumulación de grasa y líquidos en algunas partes.
  • Genética: Si tu madre o tu abuela han tenido celulitis o problemas circulatorios, lo más probable es que los acabes heredando.
  • Sedentarismo: Es otro de los principales factores. Si pasas demasiado tiempo sentada y no practicas deporte, esto incrementa el riesgo de padecer esta condición. El metabolismo se ralentiza y la circulación sanguínea empeora.
  • Estrés: Cuando estamos sometidos a mucho estrés, el organismo segrega una hormona llamada cortisol que aumenta la presión arterial, la retención de líquidos y la acumulación de grasa.
  • Mala alimentación: Tomar demasiada sal, azúcares o grasas incrementa el riesgo de sufrir la celulitis. El tabaco, el alcohol o abusar del café también son otros factores que pueden provocar su aparición.

Tipos de celulitis y cómo eliminarlas

celulitis dura

Dura

Tiene una consistencia más compacta y dura que se ve al pellizcar la piel. Puede doler al tacto. Su desarrollo está íntimamente relacionado con los desarreglos hormonales y se suele formar en muslos, caderas y glúteos.

Tratamiento:

La cavitación está especialmente recomendada para combatirla. Este tratamiento no invasivo consiste en eliminar las células grasa con la aplicación de ultrasonidos de baja frecuencia.

Se recomienda combinar esta técnica con cremas anticelulíticas. Estos cosméticos contienen ingredientes que ayudan a quemar la grasa y drenar los líquidos como, por ejemplo, cafeína, ruscus, L-Carnitina, fucus, centella asiática o colágeno.

Blanda

Se caracteriza por la flacidez y puede estar acompañada por otros problemas como las varices o los edemas. Su aparición se debe sobre todo a factores genéticos, aunque también puede agravarse por el sedentarismo.

Tratamiento:

En este caso, lo más recomendable es combinar un tratamiento estético como la mesoterapia (infiltración de sustancias activas como minerales o vitaminas) con cremas reafirmantes que ayudan a combatir la flacidez y a quemar la grasa para que sea eliminada por el organismo.

Edematosa

Es más frecuente en la pubertad. Se produce sobre todo por la acumulación de líquidos o la mala circulación y suele tener un aspecto acolchado. También puede producir sensación de pesadez en las piernas y dolor.

Tratamiento:

Uno de los mejores tratamientos para combatir este tipo es el drenaje linfático que mejora la circulación y ayuda a eliminar el exceso de líquidos mejorando notablemente el aspecto de la piel.

También se recomienda la presoterapia, que consiste en introducir las zonas afectadas en unas fundas que ejercen presión y mejoran el sistema linfático y circulatorio.

Consejos para eliminar la celulitis

beber agua

Los tratamientos son muy eficaces para luchar contra la piel de naranja, pero también es importante que tengas en cuenta algunas recomendaciones básicas que te ayudarán a potenciar su efecto para acabar de una vez por todas con este problema sea cual sea su tipología.

  • Reduce el consumo de sal: La retención de líquidos es una de las principales causas por las que aparece y empeora este problema. Por eso, es importante que no tomes mucha sal.
  • Bebe mucha agua: Esto también evitará la retención de líquidos y favorecerá su eliminación. Procura beber entre 1,5 y 2 litros.
  • Menos café y azúcar: Te aconsejamos que sustituyas el café y los refrescos por otras bebidas más sanas como la piña, el té verde o los frutos secos. Además de ser ricos en antioxidantes, son diuréticos.
  • Anda: Pasear al menos 30 minutos al día no sólo te ayudará a despejar la mente; también será tu mejor aliado para reducir la grasa acumulada.
  • Realiza ejercicios de fuerza: Sin duda, uno de los más efectivos son las sentadillas que tonifican algunas de las zonas más conflictivas como muslos o glúteos. Comienza con 3 series de 30 sentadillas y ve aumentando la cantidad con el paso de los días.
  • Toma suplementos: Los suplementos alimenticios, combinados con ejercicio, una buena alimentación y el tratamiento más adecuado, te ayudarán a mejorar el aspecto de la piel. Tienen una acción antioxidante y diurética. Reducen la flacidez y la piel de naranja.
  • Aplica la crema con un masaje: El masaje es fundamental para potenciar el efecto de los anticelulíticos. También es importante que exfolies la piel para que los ingredientes activos penetren mejor.
  • Evita usar prendas ajustadas: Oprimen y empeoran la circulación. Son tus peores enemigos si tienes problemas circulatorios y celulitis.
  • Usa cremas anticelulíticas: Contienen principios activos que estimulan la quema de grasas y su eliminación a través del drenaje linfático. También mejoran la firmeza y la elasticidad de la piel. Para potenciar su efecto, no olvides aplicarlas con un ligero masaje con movimientos circulares y ascendentes.

Y aquí termina nuestro post sobre los distintos tipos de celulitis y cómo eliminarlas. Esperamos que te haya resultado útil para descubrir cuál es tu problema y cómo combatirlo eficazmente.

También puede gustarte...