Belleza y cosmética

Cómo solucionar los problemas del contorno de ojos

cómo solucionar los problemas del contorno de ojos

Ojeras, bolsas, arrugas,… ¿Quieres saber cómo solucionar los problemas del contorno de ojos? En este post, te explicamos cuáles son los más frecuentes y los distintos tratamientos que existen para combatirlos.

No es fácil lucir una mirada radiante, sobre todo cuando el estrés, la edad o el cansancio hacen mella en la zona periocular. Y es que el contorno de los ojos se resiente mucho con estos factores.

¿Por qué? Muy sencillo. La piel que rodea los ojos es más fina y delicada que la del resto de la cara. Está más expuesta a las agresiones externas y al paso de los años y, por eso, es más propensa a sufrir algunos problemas e imperfecciones que, por lo general, tienen solución.

El problema es que hay tantos tratamientos y productos cosméticos que es fácil perderse. Aquí te queremos echar una mano y, para ello, hemos elaborado este post en el que te mostramos cuáles son los problemas más comunes que afectan a la mirada y cómo solucionarlos eficazmente.

¿Por qué es tan delicado el contorno de ojos?

La piel del contorno de ojos tiene menos capas córneas y, por eso, está más desprotegida frente a las agresiones externas que otras zonas del rostro. Al ser más fina, también es más frágil y hay que tratarla con mucho cuidado para evitar la rotura de las fibras de colágeno y elastina.

Y es que otro de los problemas que tiene esta piel es que, aparte de tener pocas glándulas sebáceas, la cantidad de fibras de colágeno y elastina es inferior que la de otras zonas; es decir, es más propensa a la sequedad y a la aparición de los signos del envejecimiento.

Estos son algunos de los principales problemas que surgen cuando hablamos del contorno de ojos, pero no los únicos. A continuación, analizamos estos y otros y te mostramos lo último para combatirlos.

Problemas del contorno de ojos

Ojeras

Las ojeras no solo aparecen por la falta de sueño. La genética, la mala circulación o un estilo de vida poco saludable son otras de las causas que se esconden detrás de uno de los problemas más comunes que afectan a la mirada y que nos echan años encima.

Bolsas

También se suelen asociar con la falta de sueño, aunque no es así. Por lo general, las bolsas en los ojos aparecen debido a la acumulación de líquidos y toxinas en la zona inferior del ojo.

Y no hay que olvidar la genética. Si hay antecedentes cercanos en tu familia, lo más probable es que no te libres de ellas.

Arrugas

Como hemos visto antes, la piel que rodea el contorno de los ojos tiene menos fibras de colágeno y elastina. Además, es más seca. Por eso, acusa antes los signos de la edad y la aparición de las arrugas, sobre todo en los extremos.

Estas arrugas, también llamadas “patas de gallo” se forman debido a una contracción constante de los músculos de expresión. Al llorar, reír o guiñar los ojos cuando nos molesta el sol, estas líneas de expresión se acaban marcando inevitablemente en la piel.

Manchas

Otro de los problemas que afectan al contorno de los ojos es la aparición de manchas. Esta piel tan delicada está más expuesta a las radiaciones solares y a los radicales libres. Por eso, es importante aplicar protección solar en todo el rostro haciendo especial hincapié en la zona periocular.

Párpados hinchados y caídos

Son dos problemas muy comunes. Aunque la genética puede estar detrás de estas imperfecciones, la edad también hace de las suyas. Con el paso de los años los párpados se pueden hinchar más por diversas causas (falta de sueño, acumulación de líquido en la zona, …).

Además, cuando la flacidez se hace latente en el párpado, los párpados comienzan a caerse y se produce una acumulación de piel en este área que se puede eliminar con determinados tratamientos médico-estéticos.

Enrojecimiento

La piel del contorno de los ojos es tan delicada que también es más propensa a sufrir alergias, irritación y enrojecimiento. Para evitarlo, es esencial recurrir a productos cosméticos especialmente diseñados para pieles sensibles y que alivien los síntomas de la sensibilidad.

Cómo solucionar los problemas del contorno de ojos

Contorno de ojos

Es uno de los productos imprescindibles dentro de la rutina de cuidado facial. Como te hemos comentado, la piel que rodea los ojos tiene unas características totalmente distintas a la del resto de la cara y, por ello, necesita unos cuidados específicos.

Hoy en día, puedes encontrar una gran variedad de contornos de ojos a la venta que aportan una solución eficaz a los distintos tipos de problemas que afectan a esta zona tan delicada y que ayudan a corregir las imperfecciones.

Algunos están enriquecidos con ingredientes antiedad como retinol, vitamina C o ácido hialurónico; otros llevan activos descongestionantes y drenantes como cafeína y té verde. También hay tratamientos de cuidado integral que mejoran el aspecto de la mirada a nivel global.

Y si te preocupan las manchas, te recomendamos que elijas un producto rico en activos despigmentantes como la niacinamida que aclara las manchas y aporta luminosidad a la zona del contorno.

contorno de ojos

Parches de ojos

El boom de los parches para ojos ha llegado para quedarse. Y es que son tan cómodos y prácticos que es imposible resistirse.

Aunque los más usados suelen ser los de hidrogel, los parches con iontoforesis les están ganando el terreno. Incluyen una pequeña batería que genera unas microdescargas imperceptibles que favorecen la penetración de los principios activos.

Relleno de ácido hialurónico

El ácido hialurónico ya no es una sustancia exclusiva de la parte inferior del rostro. Ahora también se puede usar en la zona de los ojos para reducir las ojeras y evitar las sombras que se forman en la parte inferior.

Se inyecta ácido hialurónico con unas microinyecciones para rellenar la zona de la ojera y rejuvenecer la mirada. Es una técnica poco invasiva que se realiza después de anestesiar la zona con hielo o una crema anestésica para evitar las molestias derivadas de los pinchazos.

Láser CO2

Esta técnica se basa en la aplicación del láser fraccionado CO2 para eliminar la capa superficial de la dermis. Está especialmente indicado para eliminar las ojeras marrones provocadas por un exceso de pigmentación y las arrugas y las patas de gallo.

También aumenta la firmeza de la piel y aporta un efecto lifting inmediato que atenúa las arrugas al instante.

Carboxiterapia

Esta técnica mejora la microcirculación y estimula la producción de colágeno. Consiste en inyectar dióxido de carbono en las ojeras. Está especialmente indicada para eliminar las ojeras moradas.

Además, es un tratamiento muy recomendable para reducir las bolsas. Ayuda a eliminar las toxinas acumuladas y aumenta la firmeza.

Blefaroláser

Es una técnica muy similar a la blefaroplastia, pero no requiere cirugía y los resultados son más naturales. Además, la recuperación es más rápida (entre 5 y 8 días) y no tiene efectos secundarios.

Consiste en eliminar el exceso de piel y la grasa del párpado superior e inferior con láser CO2. Este láser elimina las bolsas y la acumulación de piel sin dejar cicatrices.

Y aquí termina nuestro post sobre cómo solucionar los problemas del contorno de ojos. Esperamos que te haya servido para encontrar la mejor solución para decir adiós a las imperfecciones y lucir una mirada radiante.

También puede gustarte...