Belleza y cosmética

¿Por qué deberías utilizar un sérum con Vitamina C?

sérum vitamina c

Ilumina, rellena y, en definitiva, mejora la textura y el tono de la piel; pero si aún no te queda claro por qué deberías utilizar un sérum con Vitamina C, no te preocupes. En este post, te contamos todo lo que necesitas saber sobre el ingrediente estrella en cosmética y su importancia dentro de la rutina facial.

El suero es un elixir de belleza que potencia los efectos del tratamiento hidratante. Aunque hay muchas opciones a la venta, la vitamina C siempre es una apuesta segura para proteger y aportar luminosidad a todo tipo de pieles, especialmente a las más apagadas.

Y es que la vitamina C es uno de los ingredientes más valorados y usados en cosmética y no es para menos. Está demostrado que el uso constente de este ingrediente tiene muchos efectos positivos para la piel.

¿Quieres saber más? Pues, en este post, te explicamos por qué deberías utilizar un sérum con vitamina C. Además, te contamos todos sus beneficios, cómo aplicarla y desmontamos algún que otro falso mito.

¿Por qué deberías utilizar un sérum con Vitamina C?

Beneficios

Usar un suero de vitamina C tiene muchos beneficios para la piel. Estos son algunos de los más destacados.

  • Tiene propiedades antioxidantes: Protege la piel frente a los radicales libres y previene su envejecimiento prematuro. También evita el estrés oxidativo que se traduce en un rostro más apagado y con unos signos de fatiga más visibles y marcados.
  • Estimula la producción de colágeno: Aumenta la síntesis y la formación de colágeno y elastina, dos proteínas esenciales para mantener la firmeza y la estructura facial. Además, al ser antioxidante, mantiene a raya a los radicales libres y evita que degraden el colágeno presente de forma natural en el organismo.
  • Aporta luminosidad: Es otro de los principales beneficios de esta vitamina. Aparte de aumentar la luminosidad, unifica y aclara el tono.
  • Previene las arrugas y las líneas de expresión: Aporta firmeza al rostro y evita el descolgamiento facial. Retrasa la aparición de las arrugas y, además, reduce su tamaño.
  • Reduce las manchas: A sus propiedades iluminadoras, también hay que añadirle las aclarantes. Atenúa las manchas oscuras y ayuda a reducir cicatrices y marcas de acné.

¿Por qué es mejor el sérum por la crema?

Por lo general, las cremas que llevan vitamina C tienen una textura más densa y grasa. Esto no es un problema para las pieles más secas o maduras, pero para las mixtas o grasa supone un verdadero inconveniente.

En este caso, se recomienda usar mejor un sérum. Aparte de tener una textura más ligera, la concentración de vitamina C es mayor que en las cremas y, por eso, aporta una acción más intensiva.

Además, al ser muy fluido, penetra a través de la epidermis y llega hasta las capas más internas; es decir, se consiguen mejores resultados que con otros productos cosméticos que puedes encontrar a la venta.

Aplicación: ¿Por la mañana o de noche?

Hay muchos falsos mitos en torno a la vitamina C. Uno de los más comunes es que es fotosensible; es decir, es sensible a los rayos solares y puede provocar quemaduras, manchas y otros daños en la epidermis; pero esto no es así en absoluto.

No es que puedas usar la vitamina C por la mañana con total tranquilidad, sino que, además, es lo más recomendable. ¿Por qué? Muy sencillo.

Como ya hemos visto, este principio activo tiene propiedades antioxidantes que protegen el rostro frente a los radicales libres que provocan las radiaciones solares o la contaminación. Además, la vitamina C revitaliza e ilumina la piel por lo que será tu mejor aliada para reducir los signos del cansancio cada mañana si no has descansado lo suficiente.

Aunque eso no significa que solo se pueda usar por el día. Se recomienda aplicar el sérum de vitamina C también por la noche para potenciar sus efectos y despertar con una tez radiante.

¿Qué concentración es la más adecuada?

Es una de las dudas más frecuentes. ¿Qué concentración es la más adecuada? Lo primero que debes saber es que para que la vitamina C haga algo en tu rostro, se necesita al menos una concentración entre el 8% y el 10%.

Esta es la cantidad mínima y la que se recomienda especialmente en las pieles sensibles o reactivas para evitar la irritación y posibles reacciones alérgicas. Esta dosis es suficiente para disfrutar de sus beneficios antioxidantes y antiedad.

Si no tienes problemas de sensibilidad, puedes optar por una dosis más alta, entre un 15% y un 20%. Superar esta concentración no te proporcionará mejores resultados, al contrario, por encima del 20% la piel pierde su capacidad para absorber la vitamina C.

El sérum puede incluir algunas formas de la vitamina C como como Ascorbyl Sodium Phosphate, Ascorbyl Glucoside o Ascorbyl Palmitate y llevar otros ingredientes como vitamina E, ácido hialurónico, renitol y ácido ferúlico.

¿Cómo se aplica?

Se aplica siempre después de la limpieza y justo antes de la crema hidratante. Primero, limpia el rostro en profundidad para eliminar todas las impurezas, la grasa y las toxinas. Para eliminar mejor el maquillaje, puedes recurrir a la doble limpieza usando un limpiador en aceite y, a continuación, el agua micelar.

Cuando la piel esté totalmente limpia, usa el tónico. Aplícalo con un disco de algodón o con las palmas de las manos para evitar la irritación si tienes el rostro delicado o sensible. Deja secar y aplica el suero.

Por lo general, con 1 o 2 gotas es suficiente. Su textura es muy fluida y ligera y cunde mucho. Extiende con un suave masaje con movimientos ascendentes para evitar el descolgamiento cutáneo.

También lo puedes calentar con las manos y, después, aplicarlo con las palmas haciendo ligeras presiones. Espera a que se absorba totalmente antes de aplicar la crema. Así los activos podrán penetrar mejor y evitarás que se mezclen con el tratamiento hidratante.

Para finalizar, aplica siempre un protector solar con un índice de protección bastante alto. Se recomienda un SPF 50+.

Ahora que ya sabes por qué deberías utilizar un sérum de vitamina C, es hora de que elijas el más indicado para tu tipo de piel y comiences a disfrutar de todos sus beneficios para el cuidado facial.

También puede gustarte...