mejor leche limpiadora
Limpieza facial

Leches limpiadoras: Las mejores opciones

Limpiar el rostro es uno de los pasos más importantes dentro de la rutina facial. Aunque existen muchos productos, la leche limpiadora sigue siendo uno de los más usados.

¿Quieres saber cuáles son las 5 mejores leches limpiadoras del mercado? Aquí te mostramos un completo análisis y qué es lo que deberías tener en cuenta para elegir la más indicada.

Si hay un paso que nunca te debes saltar es la limpieza. De nada sirve que uses los mejores productos de tratamiento que si tu piel está sucia, estás malgastando tu tiempo y tu dinero.

La epidermis acumula impurezas, grasa y suciedad a lo largo del día y, aunque no lo parezca, también lo hace durante la noche. Por eso, es esencial que tanto por la mañana como la noche elimines la suciedad para evitar que los poros se obstruyan.

Pero, ¿qué producto es mejor? La leche limpiadora sigue siendo uno de los más recomendados para conseguir una piel limpia, sana y radiante.

Seguro que te gusta: Los mejores limpiadores faciales

Aquí te mostramos un completo análisis con algunas de las mejores opciones que pueden encontrar a la venta actualmente.

Las 5 Mejores Leches Limpiadoras: Análisis

Collistar Anti-Age Cleansing Milk

leche limpiadora collistar

Collistar ha desarrollado una leche limpiadora para todo tipo de piel que combina una mezcla de principios activos con sustancias innovadoras de origen vegetal que eliminan las impurezas, la grasa y el maquillaje de rostro y ojos.

Su fórmula está enriquecida con tensioactivos naturales extraídos del aceite de palma, que limpian en profundidad y dejan la tez suave y elástica.

También contiene vitaminas A, E y B5, ácido hialurónico, escina y manteca de karité que nutren y proporcionan una acción antiedad, además de prevenir la pérdida de humedad.

Se recomienda aplicar el producto sobre la cara y el cuello con la ayuda de un algodón o con los dedos. Masajea para arrastrar las impurezas y, para finalizar, retira con una toalla o enjuaga con agua.

Su envase es bastante cómodo y práctico. Contiene 400 ml. Permite extraer la cantidad justa de producto. Además, tiene una textura y un perfume muy agradables. Se extiende fácilmente y no deja un olor empalagoso.

Eso sí, en el INCI se puede ver que contiene algunos ingredientes no demasiado recomendables para el cuidado de la piel. Aunque, en términos generales, se puede afirmar que es un excelente producto con una relación calidad precio muy buena.

Avéne Clean Leche Limpiadora Anti-rojeces

leche limpiadora avene

Una leche limpiadora especialmente desarrollada para el cuidado de la piel sensible y con tendencia a las rojeces. Alivia el enrojecimiento, limpia y desmaquilla con suavidad y calma la irritación y la tirantez, los principales signos de la sensibilidad.

También está recomendada después de un tratamiento post-quirúrgico, cuando la piel está más sensible. No necesita aclarado y se puede aplicar en la cara e incluso en los ojos porque no pica ni irrita.

Esta leche limpiadora está enriquecida principalmente con Agua Termal de Avéne que tiene propiedades calmantes y antiirritantes que dejan suave, calmada y con una sensación de bienestar muy agradable.

Tiene un envase muy práctico. Contiene 400 ml e incluye un dosificador que te permite extraer el producto fácilmente, aparte de preservar la fórmula y evitar que los ingredientes se degraden y pierdan sus propiedades.

En cuanto a la textura, es muy cremosa y suave, aunque no podemos decir lo mismo del perfume. Además, se le resiste el maquillaje waterproof. Para conseguir una mayor eficacia, hay que combinarlo con otros limpiadores.

Sesderma Aglicolic Classic Leche Limpiadora

leche limpiadora sesderma

Sesderma ha creado una tratamiento limpiador que aporta una triple acción: renovadora, anti-edad e hidratante. Además de arrastrar la suciedad y preparar la tez para recibir los principios activos de los tratamientos posteriores, limpia, hidrata y unifica el tono.

Está compuesta por ergotioneína, ceramida, extracto de soja. Contiene un 8% de ácido glicólico, un alfa hidroxiácido que realiza un suave peeling favoreciendo su renovación.

Tiene propiedades despigmentantes por lo que es perfecto para combinarlo con otros otros tratamientos antimanchas.

Se recomienda usar 2 veces al día, mañana y noche. Tan sólo hay que impregnar un disco de algodón con el producto y pasarlo por el rostro con suavidad hasta eliminar todos los restos.

El envase es práctico. También incluye un dosificador. Es muy higiénico y ayuda a preservar los ingredientes. Al no entrar en contacto con la luz o el aire, conservan sus propiedades y no se deterioran.

Aunque contiene ácido glicólico, esta leche limpiadora es perfecta para todo tipo de piel, incluso la más sensible. Además, otra de sus ventajas es que no contiene perfume ni otras sustancias irritantes.

Lancaster Comforting Cleansing Milk

leche limpiadora lancaster

Una leche limpiadora especialmente indicada para el cuidado de las pieles delicadas y secas, gracias a su fórmula dermatológicamente testada que contiene ingredientes hidratantes y calmantes.

Está enriquecida principalmente con claveles, néctar de rosa y rosa centifolia procedentes de la cuenca del Meditarráneo, una combinación de flores que retira las impurezas, el maquillaje y la contaminación con suavidad, sin dañar la epidermis. Deja la tez limpia, hidratada y con una sensación confortable.

El envase, que contiene 400 ml, incorpora un tapón dosificador que facilita la extracción de la leche limpiadora. Es de color rosa con letras negras, menos el nombre de la marca en color plata.

Tiene una textura y un aroma muy delicados. Se recomienda aplicarlo sobre el rostro por la mañana y por la noche, aunque, eso sí, evita que entre en contacto con los ojos porque podría irritarlos.

Otra de las ventajas es que tiene un precio bastante competitivo si lo comparamos con otras marcas de alta cosmética.

Weleda Leche Limpiadora Calmante

weleda leche limpiadora

Weleda ha desarrollado una leche limpiadora calmante que limpia con mucha delicadez y alivia las irritaciones. Aparte de eliminar la suciedad y el maquillaje, prepara la tez para que los tratamientos posteriores puedan penetrar a través de la epidermis.

Es un limpiador hipoalergénico que no contiene perfumes por lo que está especialmente indicado para pieles sensibles. Su fórmula está compuesta principalmente con aceite de almendras dulces, con un alto contenido en ácido grasos insaturados, que es perfecto para el tratamiento de aquellas pieles sensibles, ásperas, secas y con escamas.

También contiene aceite de hueso de ciruela, con un delicioso aroma parecido al del mazapán, que refuerza la barrera protectora de la dermis protegiéndola frente a las agresiones externas.

Weleda recomienda aplicarlo por la mañana y por la noche, sobre rostro, cuello y escote, evitando el contorno de los ojos.

Puedes hacerlo con la ayuda de un algodón o si te resulta más cómodo, con la yema de los dedos. Para terminar, retira con un algodón humedecido o agua tibia.

¿Por qué es tan importante limpiar el rostro?

Limpiar el rostro es fundamental para mantener la piel sana y joven, pero, ¿por qué es tan importante y cuáles son los beneficios de una buena limpieza facial diaria?

Durante el día, el rostro acumula maquillaje, grasa, suciedad y contaminación. Si no lo eliminas antes de irte a dormir, la dermis no podrá llevar a cabo su proceso de renovación; en definitiva, amanecerás con una piel apagada y un aspecto cansado más propio de haber pasado toda la noche en vela que de haber descansado.

No limpiar la tez como es debido también provoca que se acelere el envejecimiento cutáneo y que comiencen a hacer acto de presencia las arrugas, las líneas de expresión o la flacidez.

Por no hablar de que si el maquillaje se transfiere y entra en el interior del ojo mientras duermes, lo puede irritar o incluso provocar problema más graves como una infección o conjuntivitis.

Y aunque no lo creas, también es importante que limpies el rostro a fondo por la mañana. Durante su proceso de renovación nocturno, la piel expulsa la grasa y las impurezas que se encuentran en el interior de los poros y si no los retiras, los obstruirán de nuevo.

Y no sólo eso. Limpiar el rostro a diario ayuda a combatir los radicales libres y previene el envejecimiento prematuro de la tez. También evita que los poros se obstruyan y aparezcan granos y espinillas.

Con la piel limpia, además, los principios activos podrán penetrar mejor llegando incluso a las capas internas de la dermis.

¿Cómo elegir la leche limpiadora más adecuada?

Ahora que ya sabes cuáles son las mejores leches limpiadoras del mercado y por qué es tan importante limpiar el rostro a diario, llega el momento de conocer los aspectos a tener en cuenta para escoger el producto más adecuado.

Tipo de piel

Conocer tu tipo de tez es esencial para elegir el limpiador más adecuado. De nada sirve que uses el mejor si no se adapta a tu tipo de piel. Por eso, es importante que te fijes muy bien en sus características y necesidades concretas y elijas la solución que mejor se adapte a sus problemas o necesidades.

Si no lo tienes claro, aquí van unas pinceladas con algunas de las características de los principales tipos de piel:

  • Normal: Es la que todos deseamos tener. Tiene el equilibrio perfecto: no es ni muy grasa ni muy seca y, por lo tanto, tienes más variedad donde elegir porque no necesita tratar ningún problema específico.
  • Mixta: Es aquella que presenta un exceso de sebo en la denominada zona T del rostro (frente, nariz y barbilla) y más sequedad en el resto del rostro. Tiene cierta complejidad porque es importante encontrar un producto que proporcione un equilibrio.
  • Grasa: Es aquella que tiene un exceso de grasa en todo el rostro. También puede presentar acné, es decir, granos, espinillas y comedones. En este caso, es necesario un producto que aparte de limpiar, sea astringente y mantenga el equilibrio.
  • Sensible: Suele reaccionar fácilmente ante algunas sustancias irritantes y agresiones externas. Puede presentar también descamación, irritación, enrojecimiento o rosácea.

Ingredientes

Tan importante es el tipo de piel como la elección de los ingredientes. Cada cutis es distinto y necesita unos cuidados e ingredientes específicos que le ayuden a mantener su equilibrio o a combatir sus problemas.

Si tu piel es seca, es importante que busques un limpiador con propiedades hidratantes y humectantes que aparte de proporcionar hidratación, evite la pérdida de agua manteniendo los niveles óptimos de humedad.

Si es mixta a grasa, toca buscar el equilibrio. ¿Cómo? Pues con ingredientes astringentes y equilibrantes que purifiquen la tez y controlen la producción de sebo. Procura también que su fórmula sea no comedogénica.

Y si tu problema es la sensibilidad, lo más importante es que evites los ingredientes que puedan irritarla como el alcohol, los sulfatos, los parabenos

Escoge siempre una leche limpiadora especialmente indicada para piel sensible y pon especial atención a los ingredientes que se detallan en su INCI.

Sea como sea, siempre procura escoger una leche limpiadora elaborada a base de ingredientes naturales y que esté libre de sustancias irritantes o nocivas, tu piel y tu salud te lo agradecerán.

Textura y perfume

Por lo general, la textura de la leche limpiadora es cremosa, pero puedes escoger entre una más densa y otra más ligera como una loción. Todo depende de si tienes la piel seca o grasa. También dependerá de tus gustos.

Y lo mismo pasa con el perfume. La sensorialidad es muy importante y si no te sientes bien con un aroma, lo más probable es que acabes cogiendo manía al producto en cuestión y dejes de usarlo. Así que también es importante que lo tengas en cuenta.

Envase

Y por último, pero no menos importante, el envase. No sólo tiene que ser práctico y cómodo de utilizar, también es esencial que conserve la fórmula y evite que entre en contacto con el aire o la luz para evitar que los principios activos se degraden y pierdan sus propiedades.

También es fundamental que sea lo más higiénico posible para evitar contaminar el producto y que se deteriore antes de tiempo.

¿Cómo se aplica?

La leche limpiadora se puede usar sola o la puedes usar como primer paso de la doble limpieza facial, una técnica importada desde Corea que consisten en aplicar primero un producto con base acuosa y, a continuación, uno con base acuosa.

Si quieres conseguir una limpieza más eficaz, sin duda, te recomendamos que optes por la última. Primero, usa la leche limpiadora para reblandecer y eliminar la suciedad y el maquillaje y, después, usa un jabón limpiador al agua o un agua micelar (nuestra favorita es la de Nezeni Cosmetics?) para eliminar los restos y la grasa que se han podido acumular.

Y hasta aquí nuestro artículo con las mejores leches limpiadoras del mercado. Esperamos que te haya resultado de utilidad para elegir el producto correcto.

También puede gustarte...