Exfoliación

El mejor exfoliante para la piel sensible

mejor exfoliante piel sensible

¿Eres de las que piensan que la exfoliación no está hecha para pieles delicadas? Pues, en este post, desmontamos este falso mito y, además, te contamos cuál es el mejor exfoliante para la piel sensible.

La exfoliación es un paso imprescindible dentro de la rutina de belleza y el complemento perfecto de toda buena limpieza; y es que aunque pienses que es suficiente usar un limpiador o gel a diario, no es así.

Con el tiempo las células muertas, el exceso de grasa y las toxinas se van acumulando en los poros hasta que se obstruyen. Esto hace que la piel tenga un aspecto más apagado y cetrino. Además, al estar obstruidos los principios activos no pueden penetrar a través de la epidermis y no sirven de nada.

Si tienes miedo a usar un exfoliante pensando que te puede provocar alguna reacción indeseada, no te preocupes. En este post, te contamos cuál es el mejor exfoliante para la piel sensible y te damos algunas recomendaciones para escoger la opción más adecuada.

El mejor exfoliante para la piel sensible: Análisis

La Roche-Posay Exfoliante Fisiológico Ultrafino

La Roche-Posay Exfoliante Fisiológico Ultrafino

Un exfoliante facial fisiológico que exfolia con suavidad, calma, purifica y, lo más importante, respeta el equilibrio de la piel. Ayuda a eliminar las células muertas con delicadeza, gracias a sus granos ultrafinos.

Su fórmula hipoalergénica está testada dermatológicamente, incluso en las pieles más sensibles. Está enriquecida con Agua Termal de La Roche-Posay, agentes limpiadores y calmantes que limpian la piel en profundidad, sin resecar. Y no contiene jabón, alcohol, colorantes ni parabenos.

Su textura de gel es muy fresca y agradable. Se aplica y aclara fácilmente. Con un ligero masaje es suficiente para eliminar las impurezas del rostro; así evitas que la piel se irrite o enrojezca.

Está envasada en un tubo de plástico azul con letras en blanco. Su estética es muy similar a la de otros productos de la marca. Tiene un tapón abatible muy práctico. Se dosifica muy bien.

Eso sí, sólo contiene 50ml. Si lo usas a diario o 2 veces a la semana puede que se te quede corto y no te dure mucho. Además, la fórmula lleva perfumes sintéticos. Aunque la cantidad es muy baja, puede provocar irritación.

Avène Body Exfoliante Corporal Suave

Avène Body Exfoliante Corporal Suave

Este exfoliante corporal está especialmente indicado para el cuidado de las pieles sensibles. Ayuda a eliminar las células muertas y las impurezas que se acumulan es la superficie cutánea.

Su fórmula está compuesta por un complejo oleo-calmante, elaborado con 3 aceites vegetales, Agua Termal de Avène, microesferas de celulosa y cera de jojoba que, aparte de limpiar la piel en profundidad, hidratan y calman los signos de la sensibilidad. Tiene pH fisiológico.

Tiene una consistencia gelosa muy agradable. El grano no es muy grueso lo que permite exfoliar la piel pero sin dañarla como puede ocurrir con otros productos. Se recomienda aplicar en mojado, masajear y aclarar con abundante agua.

El envase es de color rosa, aunque deja ver el interior. Así puedes saber más o menos cuando se te va a terminar. Tiene un tapón abatible muy práctico y seguro que permite que los ingredientes se conserven bien. Aunque hay que limpiarlo frecuentemente para evitar que se acumulen el producto y contamine el resto.

Además, aunque es un producto para pieles sensibles, no nos termina de convencer que tiene algunos ingredientes sintéticos como Sodium Laureth Sulfate, Oleth-10, Acrylates/C10-30 Alkyl Acrylate Crosspolymer, Peg-30 Dipolyhydroxystearate o Trideceth-6.

Caudalíe Crema Exfoliante Suave

caudalie crema exfoliante suave

Un tratamiento exfoliante en crema que exfolia con suavidad y elimina las impurezas y las células muertas que se acumulan en el rostro, gracias a su fórmula enriquecida con microgránulos de jojoba combinados con aceite de pepitas de uva nutritivo.

Es apto para todo tipo de piel, pero se recomienda especialmente para las más sensibles y delicadas porque no contiene microgránulos de plástico, parabenos, fenoxietanol, ftalatos, aceites minerales, PEG, siliconas, lauril sulfato sódico. Además, tampoco incluye ingredientes de origen animal.

Su perfume está elaborado con un cóctel fitoaromático con notas frescas de limón y lavanda. Huele a limpio y deja una sensación muy agradable. Además, al ser en crema, su aplicación es muy delicada.

Está envasada en un bote de aluminio con un tapón de madera que va a rosca. El envase nos parece muy original. Contiene 75ml y se puede aprovechar hasta la última gota porque es fácil de doblar y manejar.

El problema es que su precio es bastante elevado, sobre todo teniendo en cuenta lo pequeño que es el tubo. Además, aunque presume de ser muy natural, no está libre de ingredientes dañinos como polímeros sintéticos o aceite mineral.

Nuxe Rêve de Miel Exfoliante Corporal Nutritivo

Nuxe Rêve de Miel Exfoliante Corporal Nutritivo

Este tratamiento corporal, enriquecido con un 93% de ingredientes de origen natural, realiza una suave exfoliación y nutre en profundidad la piel. Es perfecto para pieles sensibles o muy secas.

Contiene una combinación de Miel, Cristales de Azúcar, Manteca de Karité, Granos de Arroz molidos y Aceites vegetales preciosos (Girasol, Argán y Borraja) que limpia en profundidad los poros, afina la textura cutánea y nutre intensamente evitando así los incómodos picores que provoca la sequedad. También protege frente a las agresiones externas.

Tiene una textura parecida a la de la miel, aunque se aplica y extiende muy bien. Se recomienda usarlo sobre la piel limpia y mojada con un masaje con movimientos circulares y ascendente y aclarar con agua fría, a ser posible, para tonificar los tejidos. Se puede utilizar 1 o 2 veces por semana.

Si te gusta el olor de la miel, su perfume te resultará delicioso. Deja una agradable y duradera fragancia que potencia aún más si cabe la sensación de suavidad e hidratación. Sin duda, la sensorialidad es uno de sus puntos fuertes.

Lástima que no podamos decir lo mismo del envase. El formato en tarro no nos termina de convencer porque nos resulta poco higiénico. Hay que meter los dedos para extraer el producto y, al final, el producto se acaba contaminando. Además, al usarlo en la ducha, puede entrar agua y también afectar a su eficacia.

¿Qué es la piel sensible y cómo identificarla?

La piel sensible se identifica fácilmente. Es aquella que reacciona fácilmente antes algunos ingredientes cosmética o las agresiones externas (frío, calor, viento, contaminación, sol, …). Suele ser bastante fina y delicada y, por lo tanto, es más vulnerable ante posibles daños.

La sensibilidad puede ser genética o estar provocada por falta de hidratación, alergias, desequilibrios hormonales y del pH, envejecimiento cutáneo, tratamientos médicos, estrés o cambios de temperatura.

Algunos de sus principales síntomas son: sequedad, aspereza, enrojecimiento (cuperosis), picor, tirantez, hinchazón o descamación.

¿Cómo escoger el exfoliante?

En ocasiones, la sensibilidad no es el único problema que hay que tratar. En algunos casos, la piel sensible puede venir acompañada de otros problemas como el exceso de grasa, el acné o una deshidratación extrema.

Por eso, es importante que conozcas las necesidades de tu piel para poder dar con el tratamiento más adecuado. Además, procura que los ingredientes sean naturales y que estén libres de sustancias dañinas e irritantes como jabón, alcohol, aceites minerales, parabenos, siliconas o conservantes y colorantes químicos.

También te recomendamos que prestes especial atención a la textura y el perfume. Elige un exfoliante que tenga un grano más fino y huye siempre de aquellos que estén elaborados con sal; es un ingrediente muy irritante que lo único que hace es empeorar el estado de la epidermis.

Y escoge la textura que más te guste. Puede que te encuentres más cómodo con los tratamientos en crema o prefieras algo más ligero como el gel, ¡tú eliges! Y con el perfume pasa más de lo mismo; va con los gustos de cada uno.

Y no olvides el envase. Nosotros te aconsejamos que escojas siempre un producto cuyo envase conserve bien los ingredientes y evite que los ingredientes entre en contacto con el aire y pierdan sus propiedades.

Procura también que sea lo más higiénico posible y si no tienes que meter los dedos para extraer la cantidad necesaria, mucho mejor; así evitarás que la fórmula se contamine y se estropee antes de lo debido.

¿Por qué es tan importante la exfoliación?

Muy sencillo. La limpieza no es suficiente para mantener una tez sana y radiante. Por eso, 1 o 2 veces a la semana (o incluso a diario si llevas a rajatabla la rutina facial coreana) es esencial que uses un exfoliante para eliminar las células muertas, las impurezas y las toxinas que obstruyen los poros.

Y que cuando los poros están obstruidos, los principios activos de los tratamientos no penetran bien, se quedan en la superficie y la piel no aprovecha como es debido todos sus beneficios.

Además, si la epidermis está sucia, no puede llevar a cabo su proceso de regeneración nocturno como debería. Por eso, tiene ese aspecto apagado y cetrino. Esto acelera el envejecimiento cutáneo y hace que tenga ese aspecto cetrino tan poco favorecedor.

Consejos para cuidar la piel sensible

Además de exfoliar la piel con un producto específico, también es importante que tengas estos consejos para mantenerla sana y en calma.

  • Limpieza suave: Ya hemos visto la importancia de usar un exfoliante suave y te recomendamos que tengas en cuenta lo mismo a la hora de elegir un limpiador. Procura que sea lo más suave posible y que esté libre de jabón, sulfatos y otros ingredientes que irritan.
  • Hidrata la piel: La hidratación es fundamental para aliviar las molestias de las pieles más sensibles y reactivas. Por eso, es esencial que uses una crema enriquecida con ingredientes hidratantes y emolientes. Eso sí, asegúrate de que no contenga sustancias irritantes porque empeoran el problema.
  • Protégete del sol: Usa protección solar alta (SPF 50+) todo el año. Da lo mismo que sea invierno o que esté nublado; el sol siempre acecha y puede afectar muy negativamente a tu piel, sobre todo si la tienes sensible. Evita, en la medidad de lo posible, los filtros químicos y usa mejor físicos como dióxido de titanio y óxido de zinc.
  • Cuida tu estilo de vida: Te aconsejamos que cuides tu alimentación, bebas mucha agua a diario y evites el consumo de sustancias como el alcohol o el tabaco. También es importante que no te rasques o toques la cara, sobre todo si tienes las manos sucias, porque esta condición se puede agravar con la aparición de acné.

Y aquí termina nuestro post sobre el mejor exfoliante para la piel sensible. Esperamos que te haya resultado útil para conocer un poco más esta condición y cómo elegir el producto más adecuado.

También puede gustarte...