ingredientes limpiadores
Limpieza facial

Ingredientes naturales para limpiarte la cara: los mejores

Si estás decidida a elaborar tu propio limpiador facial pero no sabes cómo, aquí te mostramos un listado con los mejores ingredientes naturales para limpiarte la cara y te contamos para qué tipo de piel están indicados.

La limpieza es el paso más importante de la rutina de cuidado facial y no es casual que sea el primero. Aquí tienes explicado lo importante que es hacerlo 2 veces al día.

Si no limpias el rostro a diario, los poros se obstruyen y, por lo tanto, los ingredientes del serum y la crema hidratante habitual no pueden atravesar la epidermis, quedándose en la superficie. En definitiva, no sirve de nada.

No siempre es fácil dar con un limpiador elaborado con ingredientes naturales y los que hay en el mercado no siempre están libres de sustancias químicas o irritantes que pueden dañar la salud y la piel.

Si estás pensado en elaborar tu propio limpiador casero o buscas los mejores ingredientes para limpiarte la cara, te recomendamos que sigas leyendo porque, a continuación, te explicamos cuáles son y cuáles son sus propiedades.

Los mejores ingredientes naturales para limpiarte la cara

Huevo

Es un alimento muy rico en proteínas que no sólo aporta numerosos beneficios a la salud, sino también a la piel.

Ayuda a eliminar las impurezas y las bacterias y, además, tiene propiedades reafirmantes. De hecho, a la clara de huevo también se le conoce como el ‘botox natural’ por su efecto tensor.

También puedes usar la yema. Además de limpiar, contiene gran cantidad de nutrientes que nutren e hidratan en profundidad por lo que es perfecta para el cuidado de las pieles secas.

Yogur

El yogur es un ácido láctico que ayuda a combatir la irritación y el enrojecimiento.

Actúa como un exfoliante suave eliminando las células muertas. Aumenta la luminosidad, combate el acné, elimina las arrugas e hidrata.

Tiene un alto contenido en zinc y su pH ácido le convierten en un excelente aliado para combatir el acné. Eso sí, no vale cualquier yogur: tiene que ser natural y no contener azúcar o sabores.

Limón

zumo limon

El limón es un potente antioxidante que elimina las impurezas, reduce las manchas, unifica el tono y reduce las imperfecciones y los signos del envejecimiento.

Es rico en vitamina C y contiene ácido cítrico. Además de prevenir el envejecimiento y regular la producción de melanina, estimula la regeneración celular manteniendo el cutis sano y radiante.

Lo puedes mezclar con azúcar para conseguir un efecto exfoliante o con huevo. Procura evitar usarlo si tienes la piel sensible y en algunas zonas del rostro como los ojos o los labios.

Si lo aplicas por el día, recuerda usar protección solar antes de salir a la calle para evitar que aparezcan manchas oscuras.

Miel

Aunque te resulte bastante pringosa, la miel es uno de los mejores ingredientes naturales para limpiarte la cara.

Contiene enzimas y probióticos. Tiene propiedades antibacterianas, reduce la inflamación y mejorar la cicatrización de las heridas y las quemaduras.

También ayuda a reforzar la barrera lipídica que protege la epidermis. Mantiene la hidratación óptima y previene la pérdida de humedad. De hecho, limpia con suavidad sin arrastrar los lípidos que contiene.

Está indicado para todo tipo de pieles, tanto para las secas como las grasa. Hidrata, pero a la vez regula la producción grasa.

Eso sí, te recomendamos que optes por la miel cruda que es la más recomendada para esta tarea.

Arcilla blanca

También llamada caolín, la arcilla blanca es un excelente aliado para limpiar la cara. Contiene oligoelementos y minerales.

Ayuda a eliminar las impurezas, favorece la regeneración celular, aporta luminosidad a la tez apagada y proporciona un efecto astringente en las pieles grasas con tendencia acneica.

Y no sólo eso. Suaviza la epidermis y es perfecta para prevenir y tratar la flacidez, gracias a su efecto tensor.

Te aconsejamos que la mezcles con agua desmineralizada o con yogur, otro ingrediente especialmente recomendado para la limpieza del rostro.

Aceite de Oliva

aceite oliva

Aunque parezca contradictorio, el aceite de oliva es un excelente limpiador. Tiene un alto contenido en vitaminas E y K y ácidos grasos.

Aparte de hidratar, este ingrediente tan típico de la dieta Mediterránea repara los daños y combate el envejecimiento prematuro del rostro.

El aceite de oliva, además es perfecto para desmaquillar el rostro. Ayuda a ablandar el maquillaje, incluso el resistente al agua, y facilita su eliminación.

El problema es que no se recomienda en pieles grasas y que si lo quieres usar en los ojos, deberás combinarlo con manzanilla.

Manzanilla

Y hablando de manzanilla, este ingrediente natural también es uno de los mejores para mantener la tez limpia.

Tiene propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y calmantes. Ayuda a eliminar las bacterias y las impurezas y es perfecto para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles.

Se puede usar como limpiador o si lo prefieres, también puedes aplicarlo como si fuera un tónico o un agua micelar después de limpiar el cutis con otros ingredientes o productos naturales.

Pepino

Es una fuente importante de agua, vitaminas y minerales. Es conocido por sus propiedades descongestionantes.

Una rodaja de pepino, de hecho, ayuda a reducir la inflamación en la zona del contorno de los ojos y reduce las bolsas y las ojeras.

También hidrata en profundidad y estimula la producción de colágeno y elastina.

Pero si hay algo para lo que es especialmente eficaz es para limpiar el rostro en profundidad y controlar la producción de sebo. De hecho, está especialmente indicado para pieles grasa con acné.

Consejos para limpiar el rostro correctamente

limpiar piel

Además de conocer cuáles son los mejores ingredientes naturales para limpiarte la cara, también es importante que tengas en cuenta algunos consejos para realizar la limpieza facial correctamente.

Haz la doble limpieza

Si quieres conseguir una limpieza más profunda, es importante que lleves a cabo la doble limpieza que consiste en usar primero un limpiador con base a oleosa y, a continuación, uno con base acuosa.

El primero te ayudará a reblandecer el maquillaje y las impurezas y con el segundo podrás eliminar los restos que hayan podido quedar.

No frotes

Por más que frotes, no conseguirás limpiar mejor el rostro; al contrario, lo más probable es que acabe irritada y enrojecida, sobre todo si la tienes sensible.

Además, si limpias la piel bruscamente puedes romper las fibras de colágeno y elastina y provocar el descolgamiento cutáneo.

Exfolia la piel

Se recomienda exfoliar el rostro 1 o 2 veces a la semana. De esta forma, conseguirás una limpieza más exhaustiva y evitarás la obstrucción de los poros. Además, también eliminarás las células muertas. Así los principios activos podrán penetrar mejor a través de la epidermis.

Usa el tónico

Suele ser el gran olvidado, pero es el broche final perfecto de toda buena limpieza facial.

Los limpiadores alteran el pH y el tónico restaura su equilibrio. De esta forma, la piel queda protegida y preparada para recibir los principios activos de los productos de tratamiento.

Aclara con agua tibia

Ni muy fría ni muy caliente. Es mejor que aclares con agua tibia. Los cambios bruscos de temperatura pueden dañar e irritar la epidermis.

El agua muy caliente, por ejemplo, arrastra los lípidos dejando la dermis seca y desprotegida frente a las agresiones externas.

Si además de usar los mejores ingredientes naturales para limpiarte la cara, pones en práctica estos consejos, podrás lucir una piel limpia, sana y radiante.

También puede gustarte...