exfoliante natural
Exfoliación

Exfoliante natural: Los mejores y cómo hacer uno casero

Exfoliar la piel es fundamental para mantenerla sana y evitar que los poros se obstruyan. Si estás buscando un exfoliante natural, aquí te mostramos los mejores y cómo hacer uno casero paso a paso.

Las impurezas y las toxinas se acumulan en la piel y, aunque la limpies a diario, no siempre es suficiente. Para evitar que la suciedad se incruste en los poros, es importante usar un buen exfoliante.

Elegir el más adecuado no siempre es fácil y más aún cuando existen algunos productos que presumen de ser naturales, pero luego no lo son en absoluto. Para asegurarte el mejor cuidado para tu piel, sin duda, lo mejor es que elabores tus propios cosméticos.

¿Cómo? Pues te damos las claves en este post en el que te hablamos de los beneficios del exfoliante natural, cuáles son los mejores y cómo hacer uno casero que te garantice el cuidado más adecuado.

Exfoliante: ¿Qué es y cuáles son sus beneficios?

Es un producto que forma parte de la rutina de cuidado facial y corporal.

Con el uso de un gel o un limpiador sólo eliminamos la suciedad y las toxinas que se encuentran en las capas superficiales, mientras que el exfoliante limpia en profundidad y arrastra las células muertas.

Además, también evita la obstrucción de los poros. Así los principios activos de los cosméticos penetran hasta las capas internas de la epidermis, proporcionando una mayor eficacia.

Exfoliantes naturales: ¿Cuáles son los mejores?

Aunque existen muchos a la venta, no hay que olvidar los remedios caseros; esos que han pasado de generación de madres a hijas y de abuelas a nietas. Sin duda, siempre son un recurso que hay que tener en cuenta.

Estos son algunos de los más conocidos:

  • Arcilla verde: Tiene propiedades cicatrizantes, regeneradoras y depurativas. Elimina suavemente las células muertas y las toxinas.
  • Avena: Molida y hecha harina, la avena es un excelente exfoliante natural. Además, es perfecta para la piel sensible. Exfolia, suaviza, reduce la inflamación y alivia la irritación.
  • Azúcar: Es uno de los ingredientes más usados. Se combina con otros ingredientes y sus gránulos realizan una ligera exfoliación que suele dañar o irritar.
  • Sal: También se suele utilizar mucho, aunque no es apto para todo tipo de piel. La exfoliación es algo más agresiva y al ser una sustancia irritante, no es nada recomendable en caso de sensibilidad.
  • Café: Los posos del café eliminan las impurezas y, gracias a su acción lipolítica, ayuda a quemar la grasa acumulada y a combatir la celulitis.
  • Limón: Además de tener propiedades antioxidantes y astringentes, el limón es un excelente aliado para exfoliar la superficie cutánea.

Estos son algunos de los más importantes, pero hay muchos más. De hecho, el listado sería interminable si enumeramos todos.

Se pueden usar solos, aunque si quieres potenciar su efecto, te recomendamos que los mezcles con otros ingredientes.

Si no sabes cómo, no te preocupes, porque aquí te mostramos algunas de las mejores recetas para elaborarlo en casa.

Cómo hacer un exfoliante natural casero: 5 recetas imprescindibles

Exfoliante de avena (piel sensible)

exfoliante avena

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de leche en polvo
  • ½ taza de harina de avena

Elaboración:

Mezcla la leche y la avena en un bol hasta conseguir una textura cremosa. Deja reposar unos segundos. A continuación, extiende sobre el cuerpo con un masaje con movimientos ascendentes y aclara con abundante agua tibia.

Repite 2 veces por semana. Lo puedes usar también en el rostro. Es muy suave.

Exfoliante de café (para eliminar la celulitis)

Ingredientes:

  • 1 taza de molido
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 6 cucharadas de miel
  • ½ taza de sal marina

Elaboración:

Echa el café y la sal en un recipiente; mezcla bien y, después, añade la miel. Cuando consigas una consistencia pastosa, añade el aceite y vuelve a remover para que se fusionen todos los ingredientes.

Extiende sobre la piel y aclara con abundante agua fría. La miel es bastante pegajosa y difícil de eliminar. Lo más probable es que tengas que ducharte después de usar este ungüento que te ayudará a combatir la celulitis y a tonificar los tejidos.

Si lo prefieres, también puedes mezclar el café molido con tu crema hidratante habitual. Además de ser más sencillo, la mezcla es menos pringosa.

Exfoliante de azúcar y limón

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • ½ cucharada de zumo de limón

Elaboración:

Mezcla el azúcar moreno, el aceite de oliva y el zumo de limón en un bol. Remueve muy bien para conseguir que los ingredientes se mezclen y quede una textura más homogénea.

A continuación, aplica sobre la piel mojada y masajea con un ligero masaje con movimientos circulares. Deja actuar unos 10 minutos aproximadamente y aclara con agua templada.

Se puede usar en el cuerpo y en la cara. El zumo de limón ayuda a combatir la celulitis y reafirma y también tiene propiedades astringentes por lo que es perfecto si tienes la piel grasa.

Exfoliante de azúcar y aceite de oliva

exfoliante sal aceite

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración:

Además de ser muy fácil de hacer, es apto para todo tipo de piel y se puede aplicar tanto en el cuerpo como en la cara. Es muy suave y no daña ni irrita en exceso.

Tan sólo tienes que mezclar ambos ingredientes y aplicarlo sobre el cuerpo. Deja que actúe unos 15 minutos y enjuaga con agua tibia. Además de tener la piel más limpia, notarás la suavidad que aporta el aceite de oliva.

Exfoliante de aceite de almendras dulces y sal

Ingredientes:

  • 1 taza de sal marina
  • ½ taza de aceite de almendras dulces
  • ½ taza de aceite de oliva
  • 3 o 4 gotas de aceite esencial (puedes elegir el que más te guste)

Elaboración:

Mezcla todos los ingredientes en un bol, remueve hasta que los ingredientes se hayan mezclado bien. Después, aplícalo con la piel mojada y masajea para que los gránulos arrastren la suciedad y las células muertas. Deja actuar unos 15 minutos y aclara con agua tibia.

El aceite de almendras dulces hidrata y evita la irritación y la sequedad que produce la sal. Sin duda, duda es una excelente combinación, incluso para piel sensible.

Ahora que ya sabes los beneficios del exfoliante natural, cuáles son los mejores y cómo hacer uno casero, es hora de que pongas en práctica lo que has aprendido en este post.

También puede gustarte...