evitar estrias embarazada
Estrías

Estrías en el embarazo: cómo evitar su aparición

evitar estrias embarazadaLa presión es real. Aunque sabemos que hasta el 80% de las mujeres manifiestan estrías durante el embarazo, hay algunas cosas que puedes hacer para evitar que tu cuerpo muestre este signo de crecimiento rápido de la piel.

La verdad es que, independientemente de si tienes o no marcas rojizas o plateadas que mostrar por el duro trabajo que hace tu cuerpo, estas 6 formas naturales de prevenir las estrías son esenciales para una buena salud cutánea.

Así que, atenta mamá. Tenemos una gran lista de consejos que ayudarán a tu cuerpo a estar preparado para los cambios que se avecinan en el embarazo.

¿Qué son las estrías?

También queremos hablarte sobre ellas para que estés lo más informada posible. Si sabes cómo se desarrollan, te será más fácil evitar su aparición.

Las estrías son una serie de marcas con apariencia de cicatriz que surgen en zonas muy localizadas debido a un estiramiento pronunciado de la piel en un corto espacio de tiempo.

Su apariencia es consecuencia de que la dermis se rompe. En ocasiones, una vez cicatrizan, dejan marcas o pequeñas hendiduras de color blanquecino.

Estas se dividen en dos tipos, las llamadas estrías rojas y las blancas.

Esos nombres derivan del estado en el que se encuentra la estría:

  1. En su fase inicial es cuando tienen un color rojizo, momento ideal para tratarlas lo antes posible y procurar minimizar sus marcas al mínimo.
  2. Posteriormente, una vez han cicatrizado se convierten en estrías blancas al cambiar de tono hacia este color. Lo malo de llegar a este punto es que los productos o tratamientos que sigamos tendrán unos resultados menos efectivos. Por eso es importante actuar cuanto antes.

Como no queremos llegar a esta última fase, lo ideal es hacer cuanto esté en nuestra mano para prevenir su desarrollo. Y esto es lo que vamos a explicar a continuación.

Cómo evitar las estrías durante el embarazo

Utiliza cosméticos antiestrías

crema antiestrias

El uso de cosmética especializada es una ayuda superior a la ingesta de alimentos que promueven y protegen la renovación de la piel cuando se trata de prevenir las estrías durante el embarazo.

Hay muchos elementos tópicos sorprendentes (y naturales) que pueden desempeñar un papel importante en el estiramiento saludable de la piel.

No te pierdas: Descubre las diferencias entre cosmética ecológica, natural y orgánica

La ciencia detrás de los promotores de colágeno sintético aún no está establecida, pero sabemos que las soluciones naturales que contienen vitamina A, E y Zinc pueden ayudar con la elasticidad dérmica.

El retinol no está recomendado para mujeres embarazadas, y debe ser evitado, pero considera opciones como:

  • Mantequilla de karité
  • Aceite de coco
  • Aceite de aguacate
  • Vitamina E

Estos ingredientes te ayudarán a preservar la suavidad, y a añadir más nutrición a la piel.

Por otro lado, también puedes recurrir a cosméticos que contengan estos y otros buenos ingredientes que promueven la elasticidad y nutrición de la dermis, además de optimizar el proceso de cicatrización.

De esta forma, nuestra piel estará mejor preparada para una distensión brusca y se evitarán los desgarros.

La mayoría de las fórmulas que se comercializan son seguras para las embarazadas, aunque siempre es recomendable echar un vistazo antes a la lista de ingredientes.

Evita aquellas fórmulas que tengan ingredientes perjudiciales como parabenos, retinoles, derivados del petróleo, demasiados conservantes o alcohol.

Algunas cremas que hemos probado son: Mustela antiestrías

¿Qué más? Protege el colágeno que tu cuerpo ya está creando usando un protector solar natural, bebiendo suficiente agua y evitando el tabaco.

Haz ejercicio regularmente

ejercicio embarazada

Seguramente te estés preguntando ¿Qué tiene que ver el ejercicio con las estrías?

No hay que olvidar que las estrías se producen cuando la piel no puede seguir el ritmo de la rápida expansión, y el ejercicio puede ayudar a los músculos a mantener el tono y a reducir el exceso de grasa.

El ejercicio también ayuda a la piel a mantenerse elástica y promueve la eliminación de desechos; estas dos funciones dan a tu piel la oportunidad de expandirse sin tener que crear tejido cicatrizante.

Además, durante el embarazo, el ejercicio tiene muchos beneficios tanto para ti como para tu bebé, y la lucha contra las estrías es una ventaja adicional a todos esos beneficios sustanciales.

Toma una dieta saludable

No es un secreto que lo que comes afecta a cómo te sientes, y lo que comes durante el embarazo puede tener un gran impacto en lo bien que tu cuerpo se ajusta a las demandas del crecimiento de otro ser humano.

A continuación tienes una breve lista de vitaminas que ayudarán a tu piel a mantener la elasticidad y la función de reparación óptima durante el embarazo y después de éste.

Vitamina C

Probablemente el más famoso de los nutrientes de esta lista, esta vitamina es esencial para la producción de colágeno (que es la parte necesaria para mantener la firmeza de la piel), y la reparación.

Encontrarás vitamina C en los siguientes alimentos:

  • Espinacas
  • Brócoli
  • Pimientos
  • Tomates
  • Limón
  • Manzanas

Vitamina A

La vitamina A es esencial para el crecimiento saludable y correcto de las células de la piel.

Tener suficiente cantidad de esta vitamina es un componente importante para darle a tu vientre en crecimiento las herramientas que necesita para estirarse sin cicatrices.

Encontrarás Vitamina A en los siguientes alimentos:

  • Hígado de ternera
  • Camote
  • Espinacas
  • Zanahoria
  • Pimientos rojos
  • Mangos

Otras vitaminas y minerales esenciales para el crecimiento saludable de la piel son la Vitamina E, el Zinc y la Biotina.

Mantente hidratada

beber agua

Si esta lista estuviera ordenada por orden de importancia, ésta probablemente encabezaría la lista.

¡No hay una solución más natural que el agua! Y la hidratación juega un gran papel en muchos aspectos para el cuerpo de la embarazada: eliminación de residuos, regulación del calor y regulación del líquido amniótico (tienes más info en este artículo).

Pero también ayuda a mantener la elasticidad de la piel, lo cual es esencial para evitar las estrías.

Los expertos sugieren que sugiere que las mujeres embarazadas deben consumir: 3 litros de agua al día (aproximadamente 10 vasos de agua).

También se puede obtener hidratación de otras fuentes, pero nada supera a la forma que la Madre Naturaleza creó en primer lugar cuando se trata de mantenerse hidratada.

Maneja el estrés

Sabemos que el exceso de estrés causa estragos en muchas áreas de nuestros cuerpos, y la reparación de la piel y la salud es una de esas áreas.

Según los expertos, el estrés crónico aumenta la hormona cortisol, que daña la capacidad de la piel para retener el agua.

Como aprendimos anteriormente, la hidratación es un elemento importante para el crecimiento adecuado de la piel, y el estrés puede acabar con la capacidad de retención de agua del cuerpo.

La activación del cortisol hace más que deshidratarte, también activa la glicación, que daña el colágeno.

Por eso es tan importante saber manejar el estrés. Pequeños cambios como poner alarmas en el móvil para comprobar los niveles de estrés o meditar diariamente pueden marcar una gran diferencia en los niveles de estrés que experimentas en tu vida.

Practica la respiración diafragmática

Esta técnica no sólo ayuda a preparar el cuerpo para el nacimiento, sino que también puede ayudar a evitar las estrías.

El ejercicio Core Breathing Belly Pump está diseñado para ayudarte a trabajar tu core durante el embarazo, desarrollar la fuerza muscular del suelo pélvico y mientras haces ambas cosas, aumentar la elasticidad en tu sección media.

El diafragma es el músculo más importante en la respiración, pero el 90% de las personas tienen una función diafragmática débil.

Esta técnica está creada no solo para ayudar a mejorar la elasticidad de tu piel, sino también para promover la inmunidad, la digestión, la reparación de tejidos, el crecimiento y el desarrollo, y la reproducción.

¿Cómo se hace? Ponte de pie o siéntate cómodamente, poniendo ambas manos en la parte inferior de tu vientre, relajándote y respirando profundamente.

Observa donde se expande tu cuerpo de forma natural para acomodar la respiración: ¿Se expande tu vientre, costillas y espalda baja? ¿Se eleva tu pecho o cuello?

Cuando la respiración diafragmática se hace correctamente, verás y sentirás como si el aire llenara primero el vientre, las costillas y la parte baja de la espalda.

Sólo con una respiración muy profunda se levantarán el pecho y el cuello, y si lo hace, debería ser sólo el último tercio de la inhalación.

Inténtalo de nuevo ahora, concentrándote en llenar primero el vientre, las costillas y la parte baja de la espalda.

Y hasta aquí nuestro artículo cómo evitar las estrías durante el embarazo. Esperamos que te sirva de utilidad para mantener tu piel sana y bonita.

También puede gustarte...