Estrías

Cómo quitar las estrías rojas en las piernas

quitar estrías rojas piernas mujer

Es uno de los problemas que más preocupan a las mujeres, junto con la celulitis. Si tú también quieres librarte de ellas, no te pierdas este post en el que te contamos cómo quitar las estrías rojas en las piernas.

Aunque también pueden aparecer en los hombres, lo cierto es que las mujeres tenemos más papeletas de sufrirlas en los senos, el vientre, las caderas y las piernas. Los cambios hormonales juegan en nuestra contra y, de hecho, son una de las principales causas de su aparición.

Y es que el embarazo o la pubertad son dos etapas decisivas en las que se producen las estrías. Por eso, es muy importante preparar la piel para sobrellevar los cambios bruscos de volumen en zonas como las piernas, aunque una vez que aparecen lo mejor es poner remedio lo antes posible.

Si te han salido estrías rojas en las piernas y quieres saber cómo quitarlas, no te pierdas este post en el que te contamos todo lo que necesitas saber sobre este problema dermatológico y cómo eliminarlas eficazmente.

¿Qué son las estrías?

Son unas franjas que aparecen en la piel cuando se produce una distensión excesiva. Cuando la epidermis sufre cambios bruscos de volumen en poco tiempo, puede romperse y aparecen estas marcas con forma de línea que, al principio, tienen un color rojo a morado y que, con el paso del tiempo, se vuelven blancas.

Tienen un aspecto muy similar al de una cicatriz. Las de color rojo son las más recientes y resultan más fáciles de quitar. Aún hay riego en la zona afectada y eso es, sin duda, una buena noticia.

Y es que, aunque las estrías blancas se pueden eliminar, es mucho más difícil. El tejido ya está cicatrizado y hay que eliminarlo para favorecer el desarrollo del tejido nuevo. Por eso, es imprescindible recurrir a tratamientos médico estéticos.

¿Por qué aparecen en las piernas?

Aunque el aumento y la pérdida y el aumento de peso son las causas más frecuentes, lo cierto es que en su formación intervienen otros factores que, además, son determinantes en el caso de las piernas.

  • Adolescencia: Es una de las etapas más críticas. Durante la adolescencia, el cuerpo comienza a desarrollarse. A veces el crecimiento es muy rápido y los tejidos se rompen dando lugar a una marcas de color rojizo a morado que aparecen principalmente en las rodillas.
  • Embarazo: Durante la gestación, el cuerpo se prepara para proporcionar los nutrientes esenciales al bebé dentro del vientre materno y después del parte, durante la lactancia. Los senos, las caderas, el vientre y los muslos son las zonas que más se ven afectadas por estos cambios hormonales.
  • Genética: Es uno de los factores determinantes en su aparición. Y es que si tus padres tienen estrías, es más que probable que tú también las acabes sufriendo en algún momento de tu vida.
  • Sedentarismo: Es importante que te muevas y practiques deporte a diario. El sedentarismo ralentiza el metabolismo y se produce una mayor acumulación de grasa, por ejemplo, en las piernas. Al aumentar el volumen, las fibras de colágeno y elastina se rompen y esto propicia que se formen estas marcas.
  • Uso de corticoides: Se ha demostrado que este medicamento provoca la degradación de las fibras de colágeno. Además, algunos corticoides provocan hinchazón lo que hace que la piel se estire y se rompa al estar más debilitada.

¿Cómo prevenirlas?

No siempre es posible prevenir las estrías, sobre todo cuando la genética entra en juego; pero sí que puedes mejorar el estado de la piel para minimizar al máximo los efectos de los cambios bruscos de volumen en la dermis. Aquí tienes algunas recomendaciones.

Cuida tu alimentación

Comer bien y sano es fundamental en todos los sentidos, pero cuando hablamos de la piel, lo es aún más. Si quieres evitar las estrías, lo primero que deberías hacer es reducir al máximo el consumo de grasas saturadas, alimentos procesados, azúcares y sal.

Procura tomar proteínas (carnes magras, pescado, huevos, lácteos, …), alimentos ricos en vitaminas (A, C, E y K), minerales (magnesio y zinc) y ácidos grasos omega 3, 6 y 9. Y recuerda beber mucha agua a diario.

Evita el sedentarismo

Ya hemos visto que el sendentarismo es uno de los peores enemigos del cuerpo y de la piel. Por eso, te aconsejamos que hagas deporte al menos 3 veces al día. Di adiós a la pereza y ponte en marcha.

Andar, correr, subir y bajar escaleras o montar en bici son algunas de las actividades que te ayudarán a mejorar tu condición física. No olvides combinarlos con ejercicios de fuerza como sentadillas, burpees o pesas.

Usa protección solar

Las radiaciones solares provocan la formación de radicales libres que degradan el colágeno. Cuando la piel tiene un déficit de esta proteína, pierde su elasticidad y el sostén natural y es más vulnerable a sufrir daños ante los cambios.

Por eso, es importante que uses un protector solar con un factor de protección muy alto (SPF 50+) para evitar el daño oxidativo celular y prevenir otros problemas como las manchas oscuras o enfermedades más graves.

Hidrata la piel

Usa a diario una buena crema hidratante. Si tienes la piel muy seca, el aceite será tu mayor aliado. Mantener la piel hidratada, aumenta la elasticidad y así está preparada para afrontar los cambios de volumen.

La manteca de karité, el aceite de argán, la urea o el aceite de aguacate son algunos de los ingredientes más recomendados por sus propiedades hidratantes y nutritivas.

quitar estrías rojas piernas crema

Cómo quitar las estrías rojas en la piernas

Cremas antiestrías

Son de gran ayuda para prevenir y quitar las estrías rojas en las piernas. Contienen ingredientes que tienen propiedades hidratantes, antioxidantes y regenerantes como centella asiática, aloe vera, rosa mosqueta, vitaminas A, C y E, alantoína o caléndula.

Además de estimular la síntesis de colágeno y elastina, las cremas antiestrías ayudan a regenerar la piel para reducir las estrías. En algunos casos, incluso se pueden llegar a eliminar por completo, pero dependerá siempre del tamaño y del tipo de estría.

Remedios caseros

Aunque no lo creas, los remedios caseros de las generaciones anteriores siempre han dado excelentes resultados a la hora de tratar este y otros problemas dermatológicos. Si nuestras abuelas lucían una piel tan etupenda, por algo sería.

El zumo de limón, la patata, el aceite de aguacate, de rosa mosqueta o de linaza, la cola de caballo o el aloe vera son algunos de los ingredientes que se usan solos o para preparar ungüentos específicos para eliminar las estrías.

Tratamientos estéticos

Aunque las cremas antiestrías y los remedios caseros ayudan a reducir las marcas, si quieres unos resultados más rápidos y visibles, te aconsejamos que recurras a alguno de los tratamientos estéticos especialmente indicado para combatir este problema.

La radiofrecuencia, por ejemplo, es uno de los más demandados. Además de ser indoloro, no es invasivo. Consiste en aplicar calor sobre la zona afectada para estimular la producción de colágeno y elastina y renovar el tejido dañado. También activa la circulación sanguínea impidiendo que el tejido se quede sin riego.

El láser es otra de las técnicas más recomendadas. Se basa en la emisión de unos disparos que calientan hasta las capas más profundas de la dermis. También promueve la formación de colágeno y elastina y favorece la renovación celular.

Y, por último, la mesoterapia. Este tratamiento es algo más invasivo que los anteriores, pero ofrece unos resultados muy buenos. Consiste en inyectar sustancias vasodilatoras y regenerantes con unas microagujas.

Las agujas son tan pequeñas que los pinchazos apenas se notan. Aunque si te dan pánico, tenemos buenas noticias: puedes optar por la mesoterapia virtual que es igual de eficaz, pero se realiza con microcorrientes.

Esperamos que este post te haya servido para descubrir cómo quitar las estrías rojas en las piernas. Ahora que ya sabes cómo combatirlas y eliminarlas, es momento de pasar a la acción.

También puede gustarte...