Manos

Crema de manos de Neutrogena: Mi opinión

crema de manos de neutrogena opinión

La crema de manos de Neutrogena siempre ha sido un básico en mi familia. Con el paso del tiempo, la marca se ha ido reinventando y creando varias versiones que se adaptan a las necesidades de cada tipo de piel. ¿Quieres saber mi opinión sobre este producto? Pues, en esta review, te cuento mi experiencia y cuáles son sus pros y sus contras.

Neutrogena es una marca de farmacia en la que siempre he confiado. Aún recuerdo aquel tubo de crema que mi madre siempre llevaba consigo allá donde iba para hidratar sus castigadas manos.

Eso sí, admito que hubo un tiempo en el que dejé de usarla y probé otras marcas. Tiempo después, me sorprendió descubrir que Neutrogena había lanzado varias versiones de su mítico producto para aportar elasticidad, evitar las manchas e incluso una sin perfume para las pieles más delicadas.

Yo que soy muy clásica, volví a la de siempre: la crema de manos con perfume. Y es que aunque no es nada del otro mundo, su olor siempre me ha gustado y no quería arriesgarme a probar algo nuevo. ¿Quieres saber mi opinión? Aquí te la cuento con todo detalle.

Crema de manos de Neutrogena: ¿Cuáles son sus beneficios?

Este tratamiento concentrado hidrata y repara hasta la piel más seca y dañada por las agresiones externas, gracias a su ya famosa fórmula Noruega que, sin duda, es el secreto mejor guardado de la marca. Alivia de inmediato la sequedad, el picor y la irritación.

Se puede usar a diario y está especialmente recomendada para combatir los efectos del frío extremo o para aquellas personas que a diario trabajan con las manos. Si usas productos de limpieza, también te ayudará a contrarrestar la sequedad que producen las sustancias irritantes que contiene.

¿Cuáles son sus principales ingredientes?

A pesar de que la fórmula es la seña de identidad del producto, no me termina de convencer. Está enriquecida con su mítica fórmula Noruega y también contiene glicerina.

Esta combinación de ingredientes proporciona un alivio inmediato y duradero, protege la epidermis frente a posibles agresiones externas. Alisa y suaviza la piel eliminando las asperezas.

Eso sí tiene un claro inconveniente. Como puedes ver en el INCI, contiene perfumes sintéticos, sulfatos y phenoxyethanol. Lo del perfume ya lo sabía, pero aún así la compré bajo mi cuenta y riesgo, pero preferiría que no llevara otras sustancias químicas. Aunque a mí no me ha dado alergia, puede pasar.

[PR-015290] Aqua, Glycerin, Cetearyl Alcohol, Ethylhexylglycerin, Palmitic Acid, Stearic Acid, Sodium Cetearyl Sulfate, Sodium Sulfate, Phenoxyethanol, Parfum.

Envase

Este producto está envasado en un tubo de plástico blanco de 50 ml con letras azules y lleva impreso el icono de la marca: la bandera de Noruega que hace alusión a su fórmula noruega. Incluye un tapón de rosca; prefiero uno abatible porque me resulta más práctico, pero este tampoco está mal.

Este formato permite dosificar muy bien la crema. Al estar elaborado con plástico blando, puedes “exprimirlo” para aprovechar hasta la última gota. Además, preserva la fórmula y evita la degradación de los ingredientes; es decir, que pierdan sus propiedades.

Aunque el bote parece pequeño, cunde bastante. Su fórmula está muy concentrada y con una sola gota te da para ambas manos. De hecho, Neutrogena asegura que permite hasta 200 aplicaciones, ¡ahí es nada!

Textura y perfume

Una de cal y otra de arena. El perfume es una de las cosas que más me gustan y la verdad es que no quería renunciar a él. No tenía muy claro si el aroma de su versión sin perfume me iba a gustar, así que me arriesgué y, por el momento, no me ha irritado ni dado alergia.

Lo que no me gusta es la textura. Es demasiado densa y tarda mucho en absorberse. Además, deja la piel bastante grasienta y pegajosa. Prefiero usarla por la noche antes de irme a dormir y así tengo toda la noche por delante para que se absorba sin tocar nada. Esa sensación de manos de mantequilla no me gusta nada.

¿Cómo se usa?

Se recomienda usar la crema a diario y extender con un suave masaje. Si tus manos están muy secas y dañadas, lo más probable es que tarde menos en absorberse e incluso no deje esa sensación grasa de la que te hablaba.

Pero, en mi caso, que tengo las manos no muy secas, me deja un tacto graso que no es nada agradable. Por eso la uso única y exclusivamente cuando me voy a dormir porque sé que por la mañana ya estará totalmente absorbida y así no toco nada.

Crema de manos de Neutrogena: Mi opinión

Neutrogena es una vieja conocida y, por eso, decidí comprarla. Durante el invierno se me seca mucho la piel e, incluso, me salen grietas que me sangran; vamos que lo paso fatal, hay que reconocerlo.

Teniendo en cuenta que la crema de manos de Neutrogena está especialmente indicada para manos muy secas y dañadas debido a las condiciones extremas, decidí comprarla. No es que viva en Siberia, pero en mi ciudad hace bastante y cuando no uso guantes, la piel se resiente y ¡de qué manera!

Aunque hay una versión sin perfume, yo elegí la de siempre, la que lleva perfume. No las tenía todas conmigo y me preocupaba que me diera alergias, pero finalmente no ha pasado, así que me quedo más tranquila en este sentido. Eso sí, si tienes la piel muy sensible y reactiva, es mejor que la evites.

Lo que menos me ha gustado de este producto es que tiene una textura demasiado rica. No termina de absorberse bien y, al final, deja una sensación grasa bastante desagradable. En alguna ocasión, incluso me he tenido que lavar las manos después de usarla.

Por esta razón, al final he decidido aplicarla solo por la noche y dejar que se absorba y actúe más intensamente y el resultado no puede ser mejor. Al día siguiente, noto las manos más hidratadas y suaves y, desde que la uso, no se me han vuelto a agrietar. Por el día, uso otra crema más ligera que no me aporta grasa.

Otro de los aspecto que no me terminan de convencer es la fórmula. Contiene sustancias sintéticas y químicas que no aportan nada y, además, pueden dañar la piel a la larga. Puestos a elegir, prefiero otros productos que contienen ingredientes más naturales.

En cuanto al precio, entra dentro de lo razonable. El bote de 50 ml ronda los 5 €, por lo que no es demasiado caro y más teniendo en cuenta todo lo que cunde.

En definitiva, la crema de manos de Neutrogena con perfume nutre en profundidad y deja la piel muy suave; aunque si estás buscando un producto ligero que se absorba bien, no te la aconsejo.

También puede gustarte...