Manos

Cómo hacer una crema de manos casera

crema de manos casera

¿Para qué gastarse el dinero en un cosmético cuando lo puedes elaborar tú misma en casa? Si estás cansada de la cosmética convencional y quieres optar por algo más natural, no te pierdas este post en el que te contamos cómo hacer una crema de manos casera.

En plena pandemia, la crema de manos se ha convertido, junto con el gel hidroalcohólico y las mascarillas, en uno de los productos imprescindibles que no pueden faltar en tu bolso o mochila. Y es que el alcohol es uno de los peores enemigos de la piel: reseca, irrita y puede incluso provocar una dermatitis alérgica de contacto.

Por eso, es esencial que no te olvides de hidratar las manos a diario con una buena crema y si puede estar elaborada con ingredientes naturales y libre de sustancias irritantes, mejor aún.

Y es que, a pesar de que muchas marcas nos venden sus productos como naturales, no siempre es oro todo lo que reluce. Si quieres garantizar el mejor cuidado para tus manos, te aconsejamos que la elabores tú misma tal. Aquí te mostramos algunas recetas para que puedas conseguirlo y te explicamos la importancia de hidratar esta zona del cuerpo de la que nos solemos olvidar.

¿Por qué se secan las manos?

Son muchos los factores que provocan la sequedad, pero una de las principales causas es, sin duda, el frío. Durante el invierno, la piel está expuesta a temperaturas muy bajas. Esto hace que se seque en exceso, se agriete y descame e incluso se produzcan pequeñas rajas que pueden llegar a sangrar.

Pero el frío no es el único culpable. El calor extremo tampoco le va nada bien a la piel y, por eso, es normal que durante los meses más cálidos esté más seca y áspera que en otros momentos.

El uso de sustancias irritantes como detergentes, jabones o geles hidroalcohólicos también son otros de los factores que desencadenan la sequedad y pueden dar lugar a problemas dermatológicos como la dermatitis alérgica de contacto.

¿Cómo tratar y cuidar las manos?

Las manos tienen una piel muy delicada. Además, es una de las zonas más expuestas a las agresiones externas, a los rayos del sol y a sustancias tóxicas e irritantes que pueden dañarla.

Si quieres cuidar las manos y mimarlas como se merecen, toma nota de las siguientes recomendaciones.

  • La hidratación es esencial. Por eso, es importante que uses una crema hidratante. Aplícala las veces que sea necesario a lo largo del día y no olvides hacerlo antes de irte a dormir para conseguir una acción más intensa.
  • Mantén una correcta higiene. Lávate las manos con frecuencia para eliminar las bacterias que se acumulan. Procura usar siempre jabones con pH neutro y aclarar con agua tibia.
  • Ponte guantes en invierno. Así las protegerás del frío y del viento en los días más gélidos. También es importante que los uses para realizar trabajos duros y para limpiar. La fricción y el uso de productos de limpieza con detergentes o sustancias irritantes dañan la piel y pueden provocar heridas y alergias.
  • No abuses del gel hidroalcohólico. Sabemos que hoy en día es difícil no usarlo en exceso, pero, siempre que puedas, lávate con agua y jabón. El alcohol irrita y reseca en exceso.
  • Recuerda usar protección solar a diario. Las manos están muy expuestas a los rayos solares. Por eso, es importante que uses todos los días un protector solar con SPF 50+ para evitar las manchas y el fotoenvejecimiento.
  • Y exfolia la zona 1 o 2 veces a la semana. El exfoliante limpia la piel en profundidad, elimina las células muertas y las impurezas y permite que los principios activos penetren hasta las capas más profundas. Procura que sea suave y que el gránulo sea lo más fino posible.

¿Comercial o casera?

No es que una sea mejor que la otra; simplemente son distintas. Si compras una hidratante de manos, es más cómodo porque no tienes que hacerla. Además, estos tratamientos duran más tiempo que las cremas caseras, aunque también tienen más conservantes. Y no sólo eso: no siempre es fácil encontrar un producto elaborado con ingredientes naturales. Los hay, pero hay que buscar mucho, no te vamos a engañar.

Cuando haces tú misma el producto en casa, aparte, puedes elegir los principios activos y adaptarla a las necesidades específicas de tu piel. Y te aseguras de que los ingredientes son naturales y que no contienen sustancias tóxicas ni irritantes que dañan la piel y la salud.

Como ves, hacer una crema de manos casera tiene muchas ventajas, aunque si no te apetece o no tienes tiempo, siempre puedes recurrir a una comercial, siempre y cuando te fijes muy bien en los activos que contiene.

crema de manos casera aloe vera

Cómo hacer una crema de manos casera

Crema de manteca de karité

Ingredientes

  • 100 g de manteca de karité
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 4 gotas de aceite esencial de eucalipto
  • 1 cucharada de aceite de girasol

Elaboración

Echa la manteca de karité y el aceite de girasol en un recipiente y calienta en un cazo al baño maría hasta que se derritan y remueve para que se mezclen bien. A continuación, vierte el líquido en un bol de cristal y bate con una batidora.

Después, añade los aceites esenciales de lavanda y eucalipto y mezcla bien. Además de aportar beneficios a la piel, estos aceites aportan un delicioso aroma a la crema. Puedes sustituirlos por otros aromas, si lo prefieres.

Mete el recipiente en la nevera y espera unos 25 minutos para que se solidifique. Cuando pase el tiempo de espera, bate de nuevo hasta obtener una textura cremosa y, para finalizar, conserva la mezcla en un frasco de cristal limpio con un tapón que evite que entre el aire.

Crema con aceite de coco

Ingredientes

  • 30 g de aceite de coco
  • 15 g de manteca de cacao
  • 5 ml de aceite de almendras dulces
  • 5 gotas de aceite esencial de limón

Elaboración

Echa el aceite de coco y la manteca de cacao en un tarro de cristal. Introdúcelo en un cazo con agua y calienta al baño maría hasta que los ingredientes se derritan y fusionen. A continuación, añade el aceite esencial de limón y el de almendras dulces y remueve bien.

Introduce la mezcla en un envase de cristal con tapón y deja enfriar hasta que consiga la consistencia adecuada. La combinación del aceite de coco y de almendras dulces y la manteca de cacao aportan una hidratación intensa.

Crema de aloe vera y vitamina E

Ingredientes

  • 45 g de gel de aloe vera
  • 6 gotas de vitamina E
  • 45 ml de aceite de almendras dulces
  • 30 g de manteca de cacao
  • 30 g de cera de abejas

Elaboración

Además de hidratar, esta crema repara y ayuda a regenerar la piel dañada. Prepararla es muy sencillo. Primero, echa en un recipiente el aceite de almendras dulces, la vitamina E, la cera de abejas y la manteca de cacao y calienta al baño maría.

Cuando los ingredientes se derritan, retira del fuego. Cuando se enfríe, incorpora el gel de aloe vera y bate con una batidora de mano. Para finalizar, añade el aceite esencial de limón que le dará un aroma cítrico y fresco y conserva en un tarro o frasco de cristal.

Ahora que ya sabes cómo hacer una crema de manos casera, ya no tienes excusa para no ponerte manos a la obra (nunca mejor dicho) y elaborar alguna de las sencillas recetas que te hemos mostrado en este post.

También puede gustarte...