Cosmética ecológica

Cómo hacer una crema antiarrugas casera

cómo hacer una crema casera antiarrugas

La cosmética natural es tendencia. Si estás cansada de que las marcas te la jueguen con sus fórmulas “naturales” que luego no lo son, esto te interesa. En este post, te enseñamos cómo hacer una crema antiarrugas casera.

Hoy en día, existe una gran variedad de tratamientos antiedad a la venta, pero no te vamos a engañar, no todos son tan respetuosos con la piel como nos gustaría. Por eso, no es extraño que cada vez más gente se anime a desarrollar sus propios cosméticos en casa.

Además, es más sencillo de lo que parece. Algunos de los ingredientes usados, los tienes en casa y otros se pueden conseguir fácilmente en herbolarios y tiendas especializadas. Tan sólo necesitas las ganas, que no es poco; también hay que decirlo.

Si estás decidida a hacer una crema antiarrugas casera, pero no sabes por dónde empezar, no te preocupes. En este post, te mostramos algunas recetas muy sencillas y, por si te quedan dudas, te explicamos las ventajas de elaborar tus cosméticos en casa.

¿Cuáles son los beneficios de la cosmética casera?

Hacer tus propios cosméticos tiene numerosas ventajas, pero una de las más importantes es que puedes elegir los ingredientes que encajan mejor con tu tipo de piel. Y es que no siempre es fácil dar con una crema que se adapte a lo buscamos.

También te aseguras de que los ingredientes son naturales y evitas que la fórmula tenga sustancias sintéticas o irritantes (conservantes, parabenos, ftalatos, perfumes sintéticos, …) y derivados del petróleo (aceites minerales, parafina, siliconas, …).

Otro beneficio muy importante es que al hacer las cremas en casa estás protegiendo el medioambiente. La cosmética casera no genera desechos químicos y, por lo tanto, afecta a la naturaleza.

Y no sólo eso. En su elaboración tampoco se usan pesticidas u otras sustancias tóxicas ni están testados en animales. Además, si quieres contribuir aún más a cuidar la naturaleza, te aconsejamos que uses envases reciclables para conservarlos.

crema casera antiarrugas

Cómo hacer una crema antiarrugas casera

A continuación, te mostramos algunas recetas muy sencillas y rápidas para combatir los signos de la edad que se adaptan a los principales tipos de piel.

Crema gel con aloe vera (piel normal a mixta)

Ingredientes

  • Gel de aloe vera
  • 1 cucharada de almendras dulces
  • 3 cápsulas de vitamina E

Elaboración

Echa el gel de aloe vera en un recipiente. A continuación, abre las cápsulas y añade la vitamina E y el aceite de almendras dulces. Remueve hasta que se mezclen bien los ingredientes.

Para conservarlo, es importante que uses un tarro de cristal con tapa hermética y lo metas en la nevera. Así la crema te durará unos 10 días aproximadamente. Se puede usar por la mañana y por la noche.

La combinación de aloe vera y vitamina E ayuda a reducir el aspecto de las arrugas y estimula la producción de colágeno.

Crema antiedad con aceite de rosa mosqueta (pieles maduras)

Ingredientes

  • 4 ml Aceite de rosa mosqueta
  • 4 ml ml Colágeno
  • 100 gr de crema base lanette
  • 2 ml de extracto de ginseng
  • Unas gotas de esencia aromática (puedes escoger la que más te guste)

Elaboración

En un bol, echa la crema lanette y el colágeno y remueve muy bien. Después, añade el extracto de ginseng, el aceite de rosa mosqueta y la esencia aromática y vuelve a remover hasta conseguir una textura cremosa.

Para finalizar, introduce la mezcla en un frasco de cristal. Para conservar mejor la crema, te aconsejamos que lo metas en la nevera.

Esta receta está especialmente indicada para pieles maduras. La rosa mosqueta tiene propiedades regenerantes y el colágeno mejora la textura de la piel. Además, el gingeng revitaliza.

Crema antiarrugas con aceite de germen de trigo (piel seca)

Ingredientes

  • 100 gr de crema facial antiarrugas
  • 97 gr de crema hidratante
  • 40 gotas de colágeno
  • 20 gotas de aceite de germen de trigo

Elaboración

Mezcla en un recipiente la crema facial y la crema hidratante. Remueve y, a continuación, echa las gotas de colágeno y el aceite de germen de trigo. Vuelve a remover hasta conseguir una consistencia de crema. Conserva en un frasco de cristal con tapa.

Esta receta te ayuda a potenciar el efecto de la crema hidratante y antiarrugas. El aceite de germen de trigo tiene propiedades antioxidantes que protegen la piel frente a los radicales libres y previene su envejecimiento.

Crema antiedad efecto lifting

Ingredientes

  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de vaselina

Elaboración

Primero, echa la vaselina sólida en un recipiente. Introdúcelo en un cazo con agua y calienta al baño maría hasta que se derrita. A continuación, incorpora la yema de huevo, el aceite de oliva y la miel y mezcla bien.

El huevo aporta un efecto lifting natural que atenúa las arrugas al instante. Además, es un excelente aliado para combatir el acné. El aceite de oliva neutraliza los radicales libres y previene el daño oxidativo; y la miel purifica, calma, hidrata, reduce la inflamación y revitaliza.

La puedes usar a diario como crema hidratante y antiedad o como tratamiento intensivo 2 o 3 veces a la semana. En este caso, aplica una fina capa sobre el rostro, deja actuar 10 minutos y aclara con abundante agua tibia.

Cremas caseras vs. comerciales

Aunque las antiarrugas caseras son una de las mejores alternativas para cuidar la piel, las cremas comerciales son más efectivas. Tras su elaboración se encuentran grandes laboratorios que investigan y formulan sus productos después de numerosos estudios para comprobar su eficacia.

Un claro ejemplo es la crema antiage de Nezeni Cosmetics, que está elaborada con ingredientes naturales, de calidad y en altas concentraciones. Además, es baja en conservantes y no contiene sustancias irritantes o nocivas que perjudican a la piel, algo esencial hoy en día.

Uno de sus ingredientes más importantes es el Cobiolift, una sustancia muy similar a la toxina botulínica, pero que no es tóxica. Además de aportar un efecto tensor inmediato, reduce la profundidad de las arrugas, atenúa la contracción muscular y relaja los músculos.

También está enriquecida con Ten’s Up, Dragon’s Blood, Ácido Hialurónico, Glicerina, Fucogel, Natura-Tec Crystal Cream , Betaine y Vitamina E, una combinación de activos antiedad y humectantes que estimulan la producción de colágeno, hidratan, regeneran y minimizan el aspecto de las arrugas y las líneas de expresión.

Tiene un envase airless que evita que los ingredientes entre en contacto con la luz o el aire. Así no se estropean ni pierden sus propiedades hasta la fecha de caducidad establecida. Además, es muy práctico e higiénico.

Y tiene una textura y un perfume muy ligeros y agradables. Se aplica y extiende fácilmente y se absorbe muy rápido. No deja sensación grasa ni pegajosa. Se recomienda usarla 2 veces al día, mañana y noche sobre la piel limpia y seca.

En definitiva, si no tienes tiempo o no quieres hacer una crema antiarrugas, la crema antiage de Nezeni Cosmetics es, sin duda, tu mejor opción. Y es que aparte de natural, es eficaz. ¿Qué más se puede pedir?

También puede gustarte...