Belleza y cosmética

Cómo aplicar el contorno de ojos

cómo aplicar el contorno de ojos

La piel que rodea los ojos es extremadamente delicada. Por eso, es esencial usar productos específicos y, lo más importante, saber cómo aplicar el contorno de ojos correctamente. ¿Quieres descubrirlo? Aquí te explicamos cómo sacarle el máximo partido a este básico de belleza.

El paso de los años, el estrés y las agresiones externas se reflejan en el rostro, pero si hay una zona que lo nota especialmente es la que rodea los ojos. Y es que esta piel es más fina, frágil y delicada que la del resto de la cara.

Además, la zona periocular tiene menos fibras de colágeno y elastina. De ahí que las arrugas, la flacidez o las bolsas se noten más. Y no sólo eso: al tener menos glándulas sebáceas, es más propensa a sufrir la deshidratación.

En definitiva, para mantener sana y radiante esta piel, es necesario usar un tratamiento específico que te ayude a combatir la sequedad y los signos de la edad y la fatiga. También es importante aprender a usarlo para evitar dañar esta zona tan delicada. Aquí te contamos cómo hacerlo.

¿Qué es el contorno de ojos?

Es un producto imprescindible dentro de la rutina facial. ¿Por qué? Pues muy sencillo. De la misma forma que no usar la crema del cuerpo en la cara, tampoco debes hacerlo con los ojos.

Esta piel es más frágil y delicada que el resto de la cara y tiene unas características totalmente distintas. Por eso, no sirve de nada usar una crema hidratante en los ojos; es más, puede ser incluso perjudicial.

¿Qué ingredientes contiene?

La fórmula del contorno de los ojos está enriquecida con principios activos hidratantes, antiedad y descongestionantes que alivian la sequedad, combaten los principales signos de la edad o reducen las bolsas y ojeras. Estos son algunos de los más usados en cosmética:

Ácido hialurónico

Es uno de los ingredientes para el contorno de ojos por excelencia. Esta molécula es capaz de retener hasta 1.000 veces su peso en agua y eso le convierte en un ingrediente altamente hidratante que combate la deshidratación y alivia la tirantez y la sequedad.

El ácido hialurónico puede ser de 2 tipos: alto y bajo peso molecular. El primero se queda en las capas más superficiales para hidratar y reforzar la barrera protectora natural de la epidermis; mientras que el segundo penetra hasta las capas internas y rellena.

Cafeína

Es una sustancia muy utilizada para elaborar contornos de ojos descongestionantes. Tiene propiedades drenantes que ayudan a eliminar el exceso de líquido y activan la microcirculación. Reduce las bolsas y ojeras y descongestiona la zona para lucir una mirada más descansada.

Niacinamida

La niacinamida o vitamina B3 hidrata y protege la piel frente a las agresiones ambientales. Atenúa las arrugas y las líneas de expresión, reduce las manchas oscuras y estimula la regeneración cutánea.

Está especialmente indicado para tratar las ojeras provocadas por un exceso de pigmentación en la zona.

Ceramidas

Hidratan la piel en profundidad, reducen el aspecto de las arrugas y de las ojeras. Combinado con el ácido linoleico, se potencian sus propiedades hidratantes.

Antioxidantes

Son los mejores aliados para combatir el fotoenvejecimiento y el estrés oxidativo. Los antioxidantes neutralizan la acción de los radicales libres, favorecen la oxigenación de la piel y reducen las ojeras.

El té verde y la vitamina C son dos de los ingredientes antioxidantes más utilizados para restaurar la luminosidad y la juventud de la zona periocular.

Colágeno

Como ya hemos visto antes, el contorno de los ojos tiene pocas fibras de colágeno, así que no le viene nada mal un aporte extra de esta proteína que mejora su firmeza y elasticidad y también hidrata.

El colágeno hidrolizado es el más indicado. Al estar fraccionado, este tipo de colágeno penetra mejor a través de la epidermis alcanzando las capas internas de la dermis.

Cómo aplicar el contorno de ojos

Ahora que ya sabes qué es y cuáles son los ingredientes más usados en su elaboración, llega el momento de saber cómo aplicar el contorno de ojos para potenciar al máximo su efecto y lucir una mirada radiante.

Primero, limpia la piel en profundidad para eliminar las impurezas, las toxinas y los restos de maquillaje y contaminación. Es esencial que lo hagas 2 veces al día: por la mañana, para retirar las impurezas y el exceso de grasa que la piel expulsa durante su proceso de regeneración nocturna. Y por la noche para eliminar la polución y el maquillaje.

A la hora de limpiar la zona del contorno, es importante que uses un producto específico. Si usas máscara de pestañas u otros productos de maquillaje resistentes al agua, es mejor que uses un limpiador con base oleosa (aceite, manteca, bálsamo, …) para eliminar los restos más fácilmente.

Una vez tengas el rostro limpio, usa un tónico. Eso sí, evita aplicarlo en el área periocular a no ser que la marca especifíque que puedes hacerlo. Algunos tónicos incluyen sustancias irritantes que pueden dañar esta piel tan sensible.

Después, aplica el serum y, al igual que el tónico, evita usarlo en el contorno de los ojos. Extiende por todo el rostro con movimientos ascendentes y termina haciendo ligeras presiones con las palmas de las manos. Espera unos segundos y aplica el contorno de ojos.

Echa una pequeña cantidad sobre el dedo anular y deposita tres puntos en el hueso de la ojera. Da pequeños toques y extiende con suavidad para evitar la rotura de las escasas fibras de colágeno y elastina.

A continuación, realiza un masaje con movimientos circulares en sentido de las agujas del reloj. Empieza en la parte interna del hueso de la ceja, pasa por el extremo del ojo y finaliza en el lagrimal. Esta técnica favorece la eliminación del exceso de líquido y activa la microcirculación en la zona. Finaliza con unos ligeros toques.

Si usas un formato en roll-on, puedes realizar los mismos pasos pero utilizando el aplicador. Si quieres conseguir una mayor acción descongestionante, guarda el contorno de ojos en la nevera para que esté más frío.

Para finalizar, aplica la crema hidratante. Y no olvides usar protección solar todas las mañanas en todo el rostro sin olvidar la zona del ojo. Así evitarás el envejecimiento prematuro de la piel y los daños solares.

Esperamos que con este post hayas aprendido cómo aplicar el contorno de ojos correctamente y que pongas en práctica cada uno de los pasos para potenciar su efecto y lucir una mirada joven y radiante.

También puede gustarte...