Manos

Cómo aliviar el picor en las manos

cómo aliviar picor de manos

Las manos son muy delicadas. Se irritan y descaman con facilidad provocando unos picores que no son nada agradables. Si es tu caso y quieres aliviar esta sensación, no te pierdas este post en el que te explicamos cómo aliviar el picor en las manos.

A diario, las manos entran en contacto con todo tipo de objetos y sustancias que pueden dañarlas. Si a esto le unimos algunas agresiones externas como el frío, el calor o los rayos del sol, la situación se complica aún más si cabe. Y es que esta piel es tan fina y delicada que reacciona con facilidad ante la más mínima cosa.

Aunque la prevención es la mejor forma de evitar los picores, no siempre es posible. Por eso, es importante tener un plan B, por así decirlo, y contar con las “herramientas” necesarias para aliviar esta incómoda sensación que llega a ser desesperante y, a la larga, puede causar incluso heridas por el rascado.

¿Quieres saber más? Pues, en este post, te explicamos cuáles son las causas que provocan estos molestos picores, si se pueden evitar y, lo más importante, te damos las claves para aliviar el picor en las manos.

¿Por qué pican las manos?

Son muchos los factores que provocan el picor en las manos. Aquí te contamos cuáles son algunos de los más frecuentes.

Falta de hidratación

Sin duda, es una de las principales causas del prurito. Cuando la epidermis está demasiado seca, te lo hace saber. ¿Cómo? Está más tirante y pica. Necesita hidratación con urgencia y te muestra estos síntomas para que le des los mismos que tanto necesita.

Además de beber la cantidad de agua diaria recomendada (entre 1.5 y 2 litros diarios), usa una buena crema hidratante que nutra intensamente y refuerce la barrera hidrolipídica.

Estrés

La ansiedad y el estrés continuados afectan de forma muy negativa a la epidermis. Y es que cuanto más nervioso estás, más probable es que se irrite y aparezcan los picores y otras enfermedades como la dermatitis atópica y el eczema.

Agentes externos

Los picores son muy frecuentes también en las pieles sensibles y muy secas. En estos casos, por lo general, la superficie cutánea es aún más fina y delicada y está más expuesta a las agresiones externas como el uso de detergentes, la fricción, el sol o los cambios bruscos de temperatura. Esto provoca que la barrera cutánea sufra alteraciones que desembocan en la irritación y el enrojecimiento de la epidermis.

Los cosméticos también pueden producir alergia. Algunos productos de maquillaje y para el cuidado de la piel contienen ingredientes bastante agresivos como alcohol, perfumes y otros ingredientes sintéticos nada recomendables. Elige siempre productos elaborados con principios activos orgánicos y naturales y huye de los que contengan sustancias nocivas.

Problemas dermatológicos

Otra de las principales causas es la dermatitis atópica o eczema en las manos que provoca síntomas muy parecidos a los de una alergia. La piel reacciona antes algunas sustancias irritantes como el alcohol, los jabones o los detergentes y aparecen sarpullidos, irritación, picor. Incluso se pueden formar placas rojas.

La psoriasis y la urticaria también pueden estar detrás del prurito. Aunque tienen unos síntomas muy concretos, lo mejor es que lo valore un dermatólogo. El especialista sabrá determinar cuál es el mejor tratamiento para cada condición.

Cambios de temperatura

El frío y el calor hacen que las manos se resequen e, incluso, se descamen. Por eso, las personas que vienen en climas gélidos o muy cálidos son más propensas a sufrir este signo propio de la sequedad. Lavarse con agua muy caliente también aumenta la deshidratación de la epidermis.

En invierno, usa guantes para proteger la piel del frío. Las gélidas temperaturas hacen que la dermis se seque y aparezcan los picores. En algunos casos, incluso se producen grietas que pueden sangrar y escocer. Son muy molestas.

Cómo aliviar el picor en las manos

Usa una crema de manos

Ya hemos visto que la deshidratación es uno de los principales factores que provocan el prurito. Si quieres aliviar el picor, es importante que hidrates la piel en profundidad. Te aconsejamos que uses una crema de manos a diario, tantas veces como sea necesario. Ten siempre a mano un bote y úsalo allá donde vayas.

Estas cremas están enriquecidas con ingredientes hidratantes y calmantes como manteca de karité, colágeno, alantoína, cera de abeja, aceites esenciales de almendras dulces o lavanda, aloe vera o extracto de camomila.

Y no olvides aplicar la crema por la noche, antes de irte a dormir; así el producto permanecerá más tiempo en la piel y podrá penetrar hasta las capas internas. Este sencillo gesto te ayudará a potenciar los efectos del tratamiento hidratante y notarás cómo los picores disminuyen.

Recuerda escoger una crema que tenga propiedades humectantes, hidratantes y emolientes. Si es para piel sensible, mejor aún. Estos cosméticos hidratan la piel en profundidad y evitan la pérdida de humedad. También alivian el prurito y la irritación.

aplicar crema de manos

Utiliza un limpiador específico

Los jabones convencionales pueden irritar la piel en exceso y empeorar los picores. Es mejor que te laves las manos con jabones syndet, o lo que es lo mismo, sin detergentes. Procura que tengan un pH 5.5 y que no lleven sustancias irritantes.

Evita siempre el agua muy caliente porque reseca aún más y empeora el prurito. Es mejor que uses agua tibia y que el lavado no se alargue más de 5 minutos. Al secar con la toalla, no frotes; hazlo suavemente y con ligeros toques.

Ponte guantes al limpiar

Si el picor se produce por una reacción alérgica por contacto con algunos productos de limpieza como jabones o detergentes, te aconsejamos que te pongas guantes antes de usarlos. Esto evitará que el estado de la piel empeore y te ayudará a controlar esta sensación tan molesta.

Procura, además, comprar productos que estén libres de sustancias tóxicas que puedan dañar o irritar la epidermis. Hoy en día, existen muchas marcas que han eliminado los ingredientes nocivos de su formulación y son totalmente seguros para la salud y para la piel.

Usa tratamientos antipruriginosos

Tienen un nombre casi impronunciable, pero son tus mejores aliados. Los tratamientos antipruriginosos ayudan a refrescar y a calmar la epidermis. Están compuestos por ingredientes como polidocanol o bisabolol que alivian el picor y la irritación.

Si esta condición está relacionada con problemas dermatológicos como la dermatitis o la psoriasis o la urticaria, acude al dermatólogo para que valore tu caso y te prescriba un tratamiento a base de corticoides en caso de que lo considere necesario.

Relájate

El estrés y la ansiedad no hacen más que empeorar la situación. Cuanto más nervioso estés, más te picará la piel y más te rascarás, claro. Así que tómatelo con calma y si no puedes, recurre a actividades tan relajantes y placenteras como hacer yoga, meditar, leer o escuchar músicas.

Cuando sientas que estás muy estresado, respira hondo. Coge aire por la nariz y expúlsalo por la boca. Nota como tu abdomen sube y baja. Este sencillo gesto te ayudará a entrar en un estado de relajación de forma inmediata.

Y aquí termina nuestro post sobre cómo aliviar el picor en las manos. Esperamos que te haya resultado útil para combatir este problema que, a la larga, puede afectar a tu vida cotidiana.

También puede gustarte...