alimentacion piel atopica
Piel atópica

La alimentación que deberías seguir si tienes la piel atópica

Los alimentos son esenciales para mantener una piel sana, sobre todo a la hora de tratar algún problema en concreto. Por eso, hoy vamos a hablar de la alimentación más apropiada para la piel atópica.

La dermatitis es una enfermedad cutánea que afecta principalmente a bebés y niños y puede darse en los adultos. El picor, la descamación o la sequedad son algunos de sus principales síntomas, aunque hay otros que se pueden agravar cuando se produce un brote.

Aunque es una enfermedad crónica, que no se cura, sí es posible combatir sus síntomas y, lo más importante, espaciar los periodos interbrote para evitar que los síntomas se agraven aún más.

¿Cómo? Pues tomando alimentos especialmente indicados para este problema y usando tratamientos específicos que mejoran el estado de la epidermis. Si no sabes por dónde empezar, no te preocupes porque aquí te mostramos cuál es la dieta más adecuada para la piel atópica.

Dermatitis atópica: Síntomas y principales causas

La sequedad es uno de los síntomas más frecuentes de la dermatitis atópica.

Además, provoca picor, descamación e irritación en las zonas afectadas y, en algunas ocasiones, pueden aparecer pequeñas protuberancias o bultos, manchas rojas o rinitis o asma alérgica.

A veces, estos síntomas son tan molestos que afectan al sueño, a la autoestima y al desarrollo de las actividades diarias. Por eso, es tan importante combatirlos y evitar que se produzca un brote.

Estás son las principales causas:

  • Genética: Es una de las más frecuentes. Si tus padres han tenido dermatitis, es muy probable que tú acabes heredando este problema y que tus hijos también lo hagan.
  • Clima: Las personas que viven en ciudades frías y con mucha contaminación tienen mayor probabilidad de sufrir atopia que los demás.
  • Estrés: Si llevas una vida ajetreada y tienes mucho estrés y ansiedad, lo más probable es que esto acabe desencadenando un problema en tu piel.
  • Productos químicos: Suelen irritar la piel y provocar sequedad y descamación.
  • Alimentación: La alimentación es otro de los principales factores. Hay algunos alimentos que contienen alérgenos que pueden afectar negativamente a la dermis y es importante identificarlos y sustituirlos por otros más adecuados como lo que te contamos a continuación.

La alimentación que deberías seguir si tienes la piel atópica

alimentos vitaminas

La salud de la piel comienza en el interior y, por eso, es tan importante que cuides tu alimentación, en especial si tienes la piel atópica, e incluyas en tu dieta los siguientes alimentos y nutrientes esenciales.

  • Ácidos grasos Omega 3: Se encuentran en algunos pescados como el salmón, el atún y en los aceites vegetales (linaza, soja, oliva, …). Nutren en profundidad y previene la sequedad, el picor y la descamación. La falta de este nutriente, de hecho, está estrechamente relacionada con la dermatitis.
  • Vitamina A: Melón, sandía, calabaza o zanahorias. Estos son algunos de los alimentos que contienen esta vitamina que mejora la defensas del organismo, promueve la formación de las proteínas para evitar la sequedad y la descamación.
  • Vitamina B: En concreto, la biotina que también es conocida como vitamina B8. Está presente en las legumbres, los cereales integrales, el plátano o la manzana. Mejora la salud de la piel y del cabello.
  • Vitaminas C y E: Son conocidas por sus propiedades antioxidantes. El aguacate, el aceite de oliva, el pimiento rojo, el brócoli o el kiwi la contienen. Mejoran el estado de la piel, ayudan a espaciar los brotes y alivian los síntomas cuando se desencadenan.

¿Qué alimentos hay que evitar?

Es importante saber qué alimentos son los más adecuados para la piel atópica, pero aún lo es más conocer cuáles son los que no debes consumir.

Aquí tienes un listado con los que hay que evitar en la medida de lo posible:

  • Leche y sus derivados
  • Huevos
  • Cítricos
  • Frutos secos (en especial, cacahuetes y nueces)
  • Marisco
  • Soja
  • Fresas
  • Trigo y sus derivados

También es importante que vigiles lo que comes porque, aparte de estos alimentos, puede que haya otros que también te afecten.

Por eso, es importante que cuando sufras un nuevo brote, identifiques lo que comiste para excluirlo de tu dieta.

Alimentación y cremas para la piel atópica: La mejor combinación

crema casera piel atopica

Cuidar lo que comes es fundamental para combatir la dermatitis, pero también es importante que combines una buena alimentación con el uso de una buena crema para la piel atópica.

Estos productos contienen ingredientes hidratantes, regenerantes y calmantes que nutren en profundidad, estimulan la regeneración de la piel y alivian algunos de los signos más frecuentes como la sequedad, el picor o la descamación.

Aparte, mejoran el estado de la piel y alargan los periodos interbrote.

Al elegir la crema, te aconsejamos que prestes especial atención a su fórmula y te asegures de que no contengan parabenos, alcohol o fragancias sintéticas porque son muy irritantes y pueden producir el efecto contrario al que se desea.

Es mejor que escojas una elaborada con ingredientes naturales y principios activos como ceramidas, aloe vera, caléndula, lavanda, aceite de jojoba o de granada, manteca de karité, niacinamida.

No te pierdas: Descubre las diferencias entre la cosmética ecológica, natural y orgánica.

Si se produce un brote agudo, es fundamental que vayas al dermatólogo para que te prescriba un tratamiento a base de corticoides, antihistamínicos o antibióticos.

Además de usar cremas específicas, también es fundamental que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Procura no tomar baños de agua caliente. Es mejor que te duches con agua templada. Al secarte, no frotes la piel con la toalla; hazlo suavemente con ligeros toques.
  • Evita el estrés. Es uno de los factores desencadenantes de los brotes. Relájate: respira hondo, escucha tu música favorita y practica yoga y meditación.
  • Ten cuidado con los cambios bruscos de temperatura. Ni demasiado frío ni demasiado calor. Es importante que evites los contrastes.
  • No uses lanas o tejidos sintéticos: Pueden causar reacciones alérgicas. Es mejor que elijas prendas de algodón.
  • Lávate con jabones con pH neutro: Además, en la ducha, procura usar oleogeles que, aparte de tener este pH, contienen aceites e ingredientes con propiedades emolientes.
  • Evita la humedad: Es uno de tus mayores enemigos si tienes esta enfermedad.

Saber cuál es la alimentación más apropiada para la piel atópica y tener en cuenta estas recomendaciones, será fundamental para combatir la dermatitis y evitar que se produzcan brotes con frecuencia.

También puede gustarte...